Hablemos sobre el cáncer de tiroides

Las mujeres son las que más padecen de cáncer de tiroides que, por fortuna, tiene un alto índice de supervivencia
Hablemos sobre el cáncer de tiroides
Las mujeres padecen más de cáncer a la tiroides que los hombres.
Foto: Shutterstock

“Todo va a estar bien”.

Así lo asegura Aleida Grogan cuando habla sobre el cáncer de tiroides que le detectaron “por casualidad” hace casi dos años, durante los exámenes médicos que le hacían tras ser una sobreviviente de cáncer de colón e hígado por seis años.

“Tuve suerte de que lo detectaran por coincidencia, porque cuando me hacían la prueba sanguínea del funcionamiento de mi tiroides todo salía normal, al igual que el examen de tacto en el cuello”, cuenta esta madre mexicoamericana de 51 años.

El nódulo canceroso que tenía Grogan en la tiroides estaba muy pequeño y “me lo descubrieron tras los escanners que me hacían para los otros cánceres que padezco, y cuando me operaron ya estaba implicado el sistema linfático del lado izquierdo del cuello, que también lo removieron”.

Hoy, la madre de dos hijos y residente de Michigan, se alegra que su cáncer fue detectado a tiempo y que tras éste tuvo la oportunidad de motivar a su hermana menor a hacerse unos exámenes minuciosos de la tiroides, que dieron como resultado el descubrimiento sorpresivo de uno nódulo canceroso en su etapa temprana que ya se lo removieron.

Grogan y su hermana no afrontan solas este mal. Datos del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute, NCI) señalan que en el 2013 más de 45,000 mujeres y 15,000 hombres fueron diagnosticados con cáncer de tiroides en Estados Unidos. La mayoría de ellos tenía más de 45 años de edad.

Como es común, la mayoría de los afectados por esta enfermedad este año serán del sexo femenino.

“Según la Sociedad Americana Contra el Cáncer, este tipo de cáncer es tres veces más común en las mujeres que en los hombres”, asegura el doctor Alexander Ferreira, hematóloga en Kaiser Permanente, Los Ángeles. “No se sabe a ciencia cierta por qué sucede esto, pero lo que sí sabemos es que el cáncer de tiroides está asociado con varios factores hereditarios”.

La buena noticia es que el de tiroides es uno de los cánceres que se tratan con éxito según su tipo y tiempo de detección.

Otra buena noticia es que a pesar de que afecta más a las mujeres, su cura es mucho más exitosa entre ellas que entre los hombres.

Sin embargo, algo que preocupa, denota la doctora Sheri Márquez, oncóloga radióloga en el White Memorial Hospital de Los Ángeles, es que “en los últimos años hemos visto un incremento en los casos de cáncer de tiroides en las adolescentes y mujeres mayores de 50 años”.

Para el Dr. Ferreira, este aumento “se debe a que tenemos hoy mejores métodos de detección, como el uso de ecografía de la tiroides, que nos permiten detectar pequeños nódulos que de otra manera no se hubiesen encontrado”.

El cáncer de la tiroides se descubre generalmente de manera coincidencial cuando se está haciendo un examen médico por otra enfermedad.

Se realiza el chequeo médico general de la zona del cuello o a través del examen de sangre que se hace para ver si la tiroides está funcionando bien.

Los síntomas varían dependiendo del tipo de cáncer de tiroides que se tenga y en qué parte de la tiroides se encuentra, dice el hematólogo Ferreira.

Entre los primeros síntomas que se ven, ahonda el experto, están el agrandamiento o la hinchazón de los nódulos linfáticos y la aparición de tumores, dolor o hinchazón en cuello, dificultad al masticar o tragar y ronquera o cambios en la voz.

“Hay personas que también presentan síntomas de hipertiroidismo o tiroides hiperactiva —cuando la glándula tiroides produce demasiada hormona tiroidea— e hipotiroidismo o tiroides hipoactiva –cuando la glándula tiroides produce muy poca cantidad de hormona tiroidea—, concluye el Dr. Ferreira.

La supervivencia en este tipo de cáncer está ligada a la clase de cáncer, la etapa de desarrollo al tiempo que fue detectado y al éxito de la cirugía y su tratamiento. De acuerdo con el tipo y su etapa de desarrollo, la Asociación Americana de Cáncer señala:

Papilar de tiroides, el más común y leve: la supervivencia es de casi el 100% en la etapa I y II, 93% en la etapa III y 51% en la IV.

Folicular de tiroides: la supervivencia es del casi el 100% en la etapa I y II, 71% en la III y 50% en la IV.

Medular tiroideo: es de casi el 100% en la etapa I, 98% en la II. 81% en la III y 28% en la IV.

Anaplásico de tiroides, el más agresivo: la tasa relativa de supervivencia es de aproximadamente 7% por ser considerado un cáncer de etapa IV.