New York Presbyterian Hospital

Riqueza científica y humana para los pacientes
New York Presbyterian Hospital
New York Presbyterian Hospital.
Foto: Getty Images.

Orgulloso del reconocimiento en El Diario, el vicepresidente de salud para la comunidad del Hospital Presbyterian, Emilio Carrillo, apunta las causas del éxito.

“Tenemos el mayor número de médicos académicos en la ciudad; estamos afiliados con dos grandes universidades -Columbia y Weill Cornell; hemos creado un programa de salud para reducir las complicaciones de pacientes con asma, diabetes y problemas del corazón entre los hispanos”, enumera el médico internista.

Con sede en Nueva York, el Presbyterian es uno de los hospitales más reconocidos en el país y cuenta con 2,600 camas, más de 6,500 médicos y 20,000 empleados entre sus seis instalaciones. El que se levanta en el barrio de Washington Heights e Inwood recibe una población mayoritariamente latina -casi un 70% residen ahí, según el censo de 2010-. “Proveemos servicios a esta comunidad y hemos mejorado los índices de salud”, apunta Carrillo.

De origen cubano pero criado en Nueva York, Carrillo dirige los programas de salud colaborativa regional en el alto Manhattan.

“Hemos transformado siete clínicas en ‘patients center medical home’, también hemos mejorado las capacidades tecnológicas para los médicos e impulsado los registros electrónicos”. Estos permiten seguir el estado de 35,000 pacientes que sufren de diabetes, asma y fallos cardiacos, entre otras enfermedades.

El Presbyterian cuenta además con un grupo de promotores de salud, incorporados a los equipos médicos que visitan los pacientes y hablan español, y navegadores, que también atienden a los enfermos. “Hemos creado un sistema de seguimiento que ha sido muy efectivo”, subraya Carrillo, recordando los inicios del programa en 2010