Dan la mano a latinas víctimas de violencia doméstica

Miles de mujeres han buscado ayuda
Dan la mano a latinas víctimas de violencia doméstica
El Centro de Justicia Familiar de El Bronx está enfatizando en la ayuda disponible.
Foto: Archivo

Una exitosa campaña informativa en la comunidad impulsada por Rose Pierre-Louis, comisionada de la Oficina para Combatir la Violencia Doméstica (OCDV) de la ciudad, está elevando las cifras de mujeres que buscan servicios para liberarse de la violencia doméstica.

Durante la visita de Pierre-Louis y la primera dama de la ciudad, Chirlane McCray, al Centro de Justicia Familiar (FJC) de El Bronx, en 198 de la calle 161 Este, se destacó que en lo que va del año 41,600 clientes recibieron algún tipo de ayuda o asistencia en los FJC de cuatro condados (Manhattan, Brooklyn, Queens y El Bronx), superando la cifra de 30,000 para el mismo periodo en 2013. El quinto centro abrirá en 2015 en Staten Island.

La oficina de Pierre-Louis busca que los especialistas en violencia doméstica dediquen más tiempo y recursos fuera de la oficina, como las 12,212 visitas que se hicieron a clientes que desconocían los servicios de estos centros.

En lo que va del año se han entregado 16,300 materiales informativos y se han realizado 665 acciones comunitarias.

La puertorriqueña Dayana (nombre ficticio), quien sufrió abuso psicológico por 15 años, acude al Centro de Justicia Familiar de El Bronx desde mayo.

“Vine destrozada por todas esas humillaciones, insultos y burlas. Por años me sentí denigrada y menospreciada”, apuntó la abuela de 9 nietos. “Entregué mi vida a un hombre que no merecía mi amor, pero a mis 60 años soy capaz de luchar por mí y por mi familia”. Carmen Beltre, consejera del FJC de El Bronx, comentó que en este centro más del 60% de las mujeres que reciben ayuda son latinas, la mayoría son mexicanas y dominicanas.

“Las víctimas de abuso vienen a nuestra oficina, pero también estamos acercándonos a ellas en sus vecindarios”, comentó la especialista.

Beltre destacó que muchos de los talleres y entrenamientos en el centro de El Bronx se están impartiendo en español, ante la demanda de hispanas que buscan rehacer sus vidas.

“A menudo las personas que sufrieron violencia doméstica llevan muy dentro de sí las cicatrices emocionales y psicológicas del abuso, pero los servicios de salud mental representan una valiosa ayuda en el proceso de recuperación”, expresó Chirlane McCray, esposa del alcalde de Nueva York De Blasio