Falta de sueño y alta velocidad causaron fatal accidente del Metro-North

Reporte revela las causas del descarrilamiento de un tren en el El Bronx que dejó cuatro muertos
Falta de sueño y alta velocidad causaron fatal accidente del Metro-North
William Rockefeller se quedó dormido el 1 de diciembre y tomó una curva a más del doble de velocidad.
Foto: Getty

Nueva York – Una apnea del sueño no diagnosticada y el exceso de velocidad fueron las principales causas del descarrilamiento del tren de Metro-North en El Bronx a finales del año pasado, en el que murieron 4 personas y resultaron heridas más de 70, según un reporte de la National Transportation Safety Board (NTSB).

Esta agencia federal que vigila la seguridad en el transporte llegó a la conclusión de que el conductor, William Rockefeller, se quedó dormido el 1 de diciembre y tomó una curva a más del doble de velocidad de la permitida debido a que sufría un trastorno del sueño y su turno de trabajo había sido cambiado en fechas recientes.

NTSB también reveló que si el tren hubiese contado con un sistema automático que hace saltar los frenos, el accidente se había prevenido, y también culpa a la línea ferroviaria por no hacer chequeos a los conductores para detectar trastornos del sueño. Sólo dos semanas antes del accidente, el turno de Rockefeller fue cambiado de última hora de la tarde a temprano por la mañana, lo que contribuyó al problema.

La agencia hizo públicos asimismo sus informes finales sobre otros accidentes recientes en los que se han visto envueltos trenes Metro-North, que el año pasado transportó a más de 83 millones de viajeros entre la ciudad de Nueva York, sus suburbios y Connecticut.

En mayo de 2013, otro descarrilamiento en Bridgeport que provocó 65 heridos fue causado por una rotura en la junta de los rieles, y NTSB culpa a la línea ferroviaria por deficiencias en su programa de mantenimiento. La falta de mantenimiento también fue la causa del descarrilamiento de un tren de carga en El Bronx en julio del año pasado, que no causó heridos.

En 2013 falleció asimismo atropellado por un tren en Connecticut un supervisor de las vías debido a un fallo humano de un estudiante para controlador, y este año otro empleado de Metro-North murió por las mismas circunstancias por un fallo de comunicación mientras realizaba trabajos de mantenimiento en Manhattan.

“Ver este patrón de fallos de seguridad en una mismo servicio ferroviario es preocupante”, dijo el presidente de NTSB, Christopher Hart. “NTSB ha emitido varias recomendaciones al servicios que podrían haber prevenido o mitigado estos accidentes, pero estas recomendaciones sólo pueden marcar la diferencia si se actúa en base a ellas”.

Representantes de Metro-North aún no han dado su respuesta los informes de la agencia federal.

Recientemente, senadores de Nueva York y Connecticut presentaron un paquete legislativo de medidas que busca mejorar la seguridad en Metro–North y en todas las líneas ferroviarias del país, a raíz de los recientes graves accidentes de tren ocurridos en los dos estados.

Las nuevas medidas incluyen la instalación de nuevas cámaras y sistemas de alerta, aumento generalizado de las inspecciones de las vías, e incremento de las multas por violaciones en la seguridad para Metro-North, Long Island Rail Road (LIRR), New Jersey Transit y Amtrak, entre otras.

La legislación, que fue introducida por los senadores Charles Schumer (NY) y Richard Blumenthal (CT), garantizaría que antes del final del año que viene todas las líneas tengan instalada una nueva tecnología que detendría automáticamente los trenes si superan los límites de velocidad de manera peligrosa.