Por la igualdad de Transporte en NYC

Sigue a El Diario NY en Facebook

@FranciscoPMoya

@johnraskin

Neroopa y Stephanie son residentes de Woodhaven. Neroopa trabaja como asistente médico en Woodside y toma el bus para ir al trabajo cada día – un viaje que debería durar solamente 40 minutos le toma más de una hora cada trayecto. Stephanie es una estudiante del City College, ella trabaja una parte de tiempo en el Queens Center Mall. Después de un largo día de trabajo, escuela y actividades después de clases, ella viaja de regreso a casa en bus por la noche—un viaje que le toma una hora y media.

Neroopa y Stephanie son dos de los cerca de 900,000 residentes de la ciudad que viajan más de una hora cada vía para ir y regresar de su trabajo, mayormente trabajos que pagan menos de $35,000 al año.

Mientras Nueva York tiene uno de los más extensos sistemas de transportación en EE.UU., la accesibilidad varía mucho a través de los cinco condados. Neoyorquinos de bajos ingresos, especialmente nuevos emigrantes, tienden a vivir en desiertos de tránsito. Esto es desigualdad pura. Todos los residentes de la ciudad merecen un sistema de transporte seguro y confiable, independientemente del condado en que residan. El Bus Rapid Transit (BRT) puede ayudar haciendo una realidad el combinar la velocidad y la confiabilidad de los trenes subterráneos con la flexibilidad del servicio de buses.

Características como el pago de pasajes fuera del bus, plataformas de embarque y coordinación de señales de tráfico, reducirían considerablemente el tiempo de viaje. Además, instalar BRT sería mucho más rápido y económico que crear una nueva línea de tren subterráneo. Solamente mire el tiempo que ha venido arrastrando el sueño de construir la línea de tren en la segunda avenida. BRT puede ser establecida en meses.

BRT también reduce el riesgo de choques reduciendo la necesidad de que los buses entren y salgan del tráfico. Es por esta razón que Woodhaven Boulevard sería el principal candidato para el BRT. Woodhaven Boulevard es una de las carreteras más peligrosas de la ciudad. Del 2010 al 2012 más peatones han muerto en Woodhaven Boulevard que en ninguna otra calle de Queens.

Mejor transporte no es solamente un asunto de seguridad; es un asunto de igualdad geográfica. Residentes de los “outer-boroughs” merecen transporte seguro y eficiente. Mientras más personas y negocios se muden fuera de Manhattan, la necesidad de transporte de calidad en los “outer-boroughs” se incrementará. La ciudad de Nueva York es una ciudad de clase mundial y todos sus residentes, ya vivan en Noho o en el norte de Corona, merecen tener acceso a un transporte de clase mundial

Alrededor de la web