Las dinastías históricas de la pelota caliente

Los Yankees de Ruth y Gehrig, los 'Bombarderos' de Joe Torre, los Atleticos de los 70 y ahora los Gigantes de San Francisco son historia viva de la 'Gran carpa'
Las dinastías históricas de la pelota caliente
Ya pertenecen a la historia
Foto: EFE

Poco más de una década entre 1923 y 1935 fue el terreno temporal en el que germinaron las figuras dos peloteros emblemáticos que hicieron historia con los ‘MulosBabe Ruth y Lou Gehrig. El famoso ‘Bambino’ provino de los Medias Rojas de Boston en 1920 en una polémica y paradigmática negociación que dio pie a muchas críticas e incluso a una ‘maldición‘ que se rompió en ¡2004!

La pareja dinamita tuvo su punto más alto en 1927 y 1928 cuando los ‘Bombarderos’ se hicieron de su segunda y tercera Serie Mundial frente a Pittsburgh Pirates y los St. Louis Cardinals.

Las temporadas de 1972, 1973 y 1974 no tuvieron otro nombre, otro denominador ni equipo más completo y hegemónico que los Atléticos de Oakland, que se impusieron en la Serie Mundial para ganar su sexto, séptimo y octavo título mundial frente a las novenas de Cincinnati, Mets de Nueva York y los Dodgers de Los Angeles, respectivamente.

Dirigidos por Dick Williams y Alvin Dark, el equipo integrado por jugadores bigotudos, barbudos y con grandes melenas hizo historia al ganar tres Clásicos de Otoño en fila, récord que caería 26 años después en el 2000, cuando los Yankees ganaron su tercer octubre consecutivo frente a sus vecinos Mets.

Joseph Paul Torre, quien se retiró a la edad de 37 años, para convertirse en entrenador, llevó a los ‘Bombarderos de El Bronx‘ a una verdadera época dorada que se extendió 11 años, desde 1996 hasta 2007.

fue precisamente en esos años en que surgió la tríada sagrada de leyendas de la pelota que hoy ya están disfrutando de las mieles del retiro y de su histórico paso por los Yankees: Mariano Rivera, Jorge Posada y Derek Jeter.

El equipo de Torre se llevó las tres Series Mundiales de 1998, 1999 y 2000 frente a los Padres de San Diego (barriendo la serie 4-0), los Bravos de Atlanta (tambien con un impresionante (4-0) y los Mets (4-1).

Los Gigantes de Bruce Bochy se convirtieron este miércoles en una verdadera dinastía del béisbol, en un equipo de leyenda que conducido por un histórico Madison Bumgarner le pasaron por encima a unos excelsos Reales de Kansas City en el séptimo y definitivo juego de la Serie Mundial para coronarse por tercera vez en la gran carpa en el último lustro.

Los de Bochy llegaron a su tercer campeonato en cinco años paradójicamente como Wild Card, pero supieron sobreponerse a esa condición y lograron lo que muchos no imaginaban al ver el poderío de sus rivales en el Clásico de Otoño, unos Reales que también pasarán a la historia.