Detienen al ex alcalde de Iguala, prófugo por caso Ayotzinapa

Son señalados como los responsables de la detención y desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa
Detienen al ex alcalde de Iguala, prófugo por caso Ayotzinapa
Estaban en un suburbio de la Ciudad de México.
Foto: Archivo

México.- Una televisión, una cama y una mesa era el entorno del alcalde de Iguala, Guerrero, José Luis Abarca, y su esposa, al momento de su captura durante la madrugada de hoy en una casa alquilada en el popular barrio de Iztapalapa, en la Ciudad de México.

La pareja estuvo prófuga de la justicia durante poco más de un mes hasta que elementos de la Policía Federal los pillaron a las 4:00 de la madrugada. Tanto Abarca como la mujer, María de los Ángeles Pineda, acusada de nexos con los Beltrán Leyva, estaban despiertos.

A partir de las 7:00 (tiempo local)rinden su declaración ante la Procuraduría General de la República.

Sobre Abarca pesan tres órdenes de aprehensión: por homicidio de seis personas el pasado 26 de septiembre cuando presuntamente ordenó a la policía municipal bajo su mando reprimir las manifestaciones de estudiantes de la normal rural Isidro Burgos, de Ayotzinapa.

LEA ADEMÁS:

Tres pueblos donde se “esconden” los estudiantes de Ayotzinapa

Familias mexicanas acusan al ejército de secuestrar a sus hijos

Iguala, no vamos a descansar hasta encontrarlos

Detienen a 4 por desaparción de estudiantes en Ayotzinapa

La segunda, por tentativa de asesinato y la desaparición de los 43 normalistas que aún se buscan en el norte de Guerrero y una última por la muerte del dirigente social Arturo Hernández Cardona.

La segunda, por tentativa de asesinato y la desaparición de los 43 normalistas que aún se buscan en el norte de Guerrero y, una última, por la muerte del dirigente social Arturo Hernández Cardona en 2013 a quien, según un testimonio, en los últimos segundos antes de darle el tiro de gracia espetó: “Me voy a dar el gusto de matarte”.

La captura se produjo gracias al operativo desarrollado por un grupo de elite de la Policía Federal mexicana que buscaba a la pareja.

A María de los Ángeles Pineda se le buscaba por sus presuntos vínculos con Guerreros Unidos, una célula que derivó del cártel de los Beltrán Leyva que opera en los límites de Guerrero, Morelos y el Estado de México.

En 2009, el matrimonio conformado por Salomón Pineda Bermúdez y María Leonor Villa Ortoño, padres de la exprimera dama, fueron detenidos por narcomenudeo en el estado de Morelos; posteriormente fueron abatidos en enfrentamientos con autoridades tres de sus hijos y al frente de Guerreros Unidos habría quedado María de los Ángeles.

Con tales antecedentes llegó como primera dama en la alcaldía de Iguala y como brazo derecho de su esposo, un empresario que empujó la cúpula del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD): en el sistema político mexicano los líderes de los partidos ponen a su gusto a los candidatos.

El pasado 26 de septiembre policías tirotearon en Iguala a alumnos de una escuela rural por órdenes presuntamente del entonces alcalde, José Luis Abarca, que permanecía prófugo junto con su esposa, María de los Ángeles Pineda, y el secretario de Seguridad de Iguala, Felipe Flores, considerados autores intelectuales de los hechos.

Esa noche murieron seis personas, 25 resultaron heridas y 43 jóvenes fueron detenidos y entregados al cártel Guerreros Unidos, que se encargó de su desaparición, de acuerdo con las investigaciones de la fiscalía general de México.

Por el caso hay más de medio centenar de detenidos que incluyen a policías de Iguala y del vecino municipio de Cocula, así como miembros del grupo criminal, incluido su líder, Sidronio Casarrubias, quien reveló que cada mes el cártel entregaba elevadas sumas de dinero al alcalde e incluso decidía quiénes se integraban a la corporación policial.