Puerto Rico quiere bajar los impuestos a los carros

El Gobierno puertorriqueño promueve bajar un 10% los impuestos a los automóviles importados en la isla caribeña mientras siguen cayendo las ventas de un mercado en el que se comercializan anualmente cerca de 100,000 unidades.

El gobernador, Alejandro García Padilla, envió hoy al legislativo un proyecto de ley en este sentido con el objetivo de incentivar el sector y una economía en crisis desde hace ocho años.

“La venta de vehículos nuevos no solo beneficia a la economía del país, sino que promueve un ahorro en el día a día de los ciudadanos, ya que pueden adquirir vehículos más eficientes a precios más económicos”, destacó el jefe del Ejecutivo