Exasambleísta Nelson Castro sentenciado a libertad condicional

El juez dijo que Castro ayudó a resolver crímenes más graves que los que él mismo cometió
Exasambleísta Nelson Castro sentenciado a libertad condicional
Nelson Castro no podrá volver a aspirar nunca más a una posición como oficial electo.
Foto: Archivo

Nueva York – Un juez de la Corte Suprema de Justicia de El Bronx emitió una sentencia de libertad condicional este lunes contra al exasambleísta Nelson Castro por las tres acusaciones de perjurio que todavía tenía pendiente en su contra, en un caso que destapó una olla de corrupción política en Albany.

El juez Steven Barret dijo que la sentencia era apropiada teniendo en cuenta la cooperación del acusado con las autoridades federales y porque con la ayuda de Castro la Fiscalía de El Bronx pudo “resolver crímenes mayores” que aquellos cometidos por el acusado.

Castro ya había sido enjuiciado y sentenciado a 250 horas de servicio comunitario y dos años de probatoria el pasado 11 de septiembre.

Con la sentencia de este lunes se cierra una historia turbulenta de seis años en los que Castro ayudó a oficiales federales a enjuiciar por corrupción al exasambleísta Eric Stevenson (D-Bronx) y otros cuatro políticos mientras secretamente trabajaba como informante desde Albany, pero todo cambió cuando fue acusado de mentirle a los fiscales con relación a una entrevista dada a la prensa.

Los problemas legales de Castro comenzaron en el 2008 cuando fue detenido por fiscales de El Bronx bajo cargos de perjurio. Eventualmente se convirtió en testigo del gobierno como parte de un acuerdo de cooperación para no ser enjuiciado. Castro incluso uso micrófonos escondidos para poner en evidencia a los políticos corruptos.

Sin embargo, en agosto del 2013 Castro se declaró culpable de mentir a los investigadores federales tras asegurar que no había hablado con un reportero para un artículo publicado el mes anterior. La acusación rompió el acuerdo de cooperación y al día siguiente también se declaró culpable de los cargos de perjurio del 2008 que este lunes fueron castigados con la sentencia de libertad condicional.

Castro quien renunció a la Asamblea en abril del 2013, había manifestado su intención de lanzarse como candidato para la oficina otra vez, pero debido a su record criminal no podrá volver a aspirar nunca más a una posición como oficial electo.