A los Latin GRAMMY los salvó Eugenio Derbez

Derbez abrió el show con comedia, y mantuvo el toque jocoso a lo largo de toda la ceremonia
A los Latin GRAMMY los salvó Eugenio Derbez
Sus chistes fueron directos y picantes, pero no de mal gusto.
Foto: EFE

Para que no digan que nos gusta lo negativo, comencemos por las cosas interesantes que se dieron en esta entrega de los Latin Grammy.

Para empezar y sin lugar a dudas, los conductores. A diferencia del acostumbrado número musical, Eugenio Derbez abrió el show con comedia, y mantuvo el toque jocoso a lo largo de toda la ceremonia. Sus chistes fueron directos y picantes, pero no de mal gusto. Además, su química con Jacky Bracamontes fue evidente.

El mexicano también se llevó la ovación del público cuando se refirió al discurso del Presidente Obama respecto a la reforma migratoria.

También muy acertados estuvieron los integrantes de Calle 13, quienes con su interpretación de “El Aguante“, se mantuvieron fieles a su espíritu revolucionario, y tampoco dejaron de lado la situación de México al recordar la desaparición de los 43 estudiantes.

Otro elemento destacado fue la participación de artistas anglosajones dentro del show. Magic y Chris Brown añadieron un toque diferente. Aunque Marc Anthony interpretando la versión en español de “Rude”…bueno…digamos que no ha sido su mejor momento.

Ahora pasemos a la parte menos agradable: las presentaciones musicales que en su mayoría fueron monótonas. ¿Pero que se puede esperar cuando son los mismos artistas cada año?

Una de las interpretaciones que pasó de aburrida a fatal, fue la de Pepe Aguilar con Miguel Bosé, de hecho, el español debería despedir al que le sugirió que cantar “Siempre en mi mente” era una buena idea. ¿Cuántos se durmieron en la mitad de la canción?

En la nota de los presentadores, quisiera que alguien me explicara ¿cuál es la conmoción de la gente respecto a la pareja de Sebastián Rulli con Angelique Boyer? Todo el mundo les pedía beso en el escenario, como si ya no los hubieran visto besuquearse varias veces después de dos telenovelas; y a excepción del evidente atractivo físico, ¡Ambos son ¡tan simples! (creo que tiene más conversación un niño de tres años). Al fin de cuentas, el romance les durará hasta que el argentino se enamore de la siguiente protagonista de alguna de sus novelas.

Y por el lado de los premios, ahí si que la cosa fue…aún más aburrida. Los esperados ganaron. Paco de Lucía con Álbum del Año (un merecido homenaje), Enrique Iglesias con Canción del Año, Marc Anthony con Álbum de Salsa y Carlos Vives con Álbum Tropical Contemporáneo. ¿Y las mujeres? totalmente ignoradas en las nominaciones y los premios.

Lo más sorprendente: el discurso de agradecimiento de Marc Anthony, quien olvidó por completo mencionar a su nueva esposa Shannon de Lima. Pero no te preocupes Marc, al fin y al cabo el otro año podrás corregir el error, cuando te entreguen el siguiente Grammy.