Los precios se estancan, el costo de la vida sube

Los precios están relativamente estancados para el consumidor. Es posible que usted tenga la sensación de que cada vez se gasta más dinero en hacer y comprar lo mismo y llega con apuros a fin de mes pero según cifras oficiales, el mes pasado los precios no subieron.

Más aún, en septiembre tampoco subieron mucho, un 0.1%, y en agosto cayeron un 0.2%. En los últimos 12 meses la inflación, la subida de los precios, es del 1.7%. Es un porcentaje relativamente bajo.

Pero esta no es la foto completa de los precios. El detalle de estos le da la razón. Muchas de las cosas para las que abre su monedero diaria o mensualmente están ahora más caras.

El dato general de inflación es engañoso. Los precios se han mantenido relativamente planos en general porque la fuerte rebaja del precio de la gasolina ha compensado la subida de la renta y los servicios médicos que son las partidas que más se apreciaron el mes pasado.

Eliminados los costos de alimentación y energía (que son más volátiles) los precios subieron un 0.2% en octubre y un 1.8% en los últimos doce meses.

En este periodo de 12 meses los precios de la gasolina ha caído un 5% pero los de la electricidad han subido un 3.2%, la comida es un 3.1% más cara y tener un techo cuesta un 3% más. Los servicios de transporte son un 1.8% más caros y los médicos casi un 2%