Unicef alerta sobre nuevos peligros que amenazan a la infancia

El organismo pidió a la comunidad internacional acciones y compromisos para preparar a los niños con el fin de que sean "los líderes del mañana"
Unicef alerta sobre nuevos peligros que amenazan a la infancia
Se conmemora el 25 aniversario de la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niños.
Foto: Archivo

Unicef alertó este jueves sobre los nuevos peligros que amenazan a la infancia y pidió a la comunidad internacional acciones y compromisos nuevos para preparar a los niños con el fin de que sean “los líderes del mañana”.

“En los tiempos turbulentos de hoy en día, las amenazas a los niños se incrementan”, afirmó el director ejecutivo del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Anthony Lake, en un discurso que pronunció en la Asamblea General de la ONU.

Lake habló sobre la situación de la infancia en un acto especial para conmemorar el 25 aniversario de la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño, que se está celebrando con distintos actos en la sede de Naciones Unidas.

En su mensaje, dijo que las nuevas amenazas que enfrentan los niños incluyen el abandono de su hogar para dirigirse a un campo de refugiados, ser víctimas de fuego cruzado en un “conflicto brutal” o que utilicen sus escuelas con propósitos militares.

Esos problemas se unen a otros viejos, como el analfabetismo, la pobreza, las carencias sanitarias y la violencia.

Y dio un dato como ejemplo: “cerca de 17,000 niños menores de 5 años podrían morir hoy en su mayoría por causas que se pueden evitar”.

Lake comenzó con un homenaje autor de libros infantiles Theodor Seuss Geisel (1904-1991), más conocido como Dr. Seuss, y dijo que él y la Convención sobre los Derechos del Niño coinciden en algo: “una persona es una persona, al margen de lo pequeña que sea”.

Dijo que la convención ha aportado grandes ventajas a la infancia en campos como la salud, pero, añadió, “para millones de niños la vida ahora no es mejor”.

Recordó que hay 250 millones de niños que no saben leer ni escribir y que la vida tampoco “es mejor” para las 120 niñas y adolescentes menores de veinte años, el 10 % del total mundial, que han sido objeto de violencia sexual en algún momento de su vida.

“Piénsenlo bien: una de cada diez”, insistió.

Por ello, pidió trabajar para las nuevas generaciones, defender “la cooperación y no el conflicto, la humanidad y no el odio, la reconciliación y no la venganza”, porque así, si están rodeados de esos los niños, “lo replicarán en su propia vida”.

“Lo importante es preparar los niños de hoy para que sean los adultos del mañana, los líderes del mañana”, insistió.