Proponen ley para proteger la industria de taxis sin medallón

Concejal Ydanis Rodríguez introducirá un proyecto para eliminar un vacío legal que permitiría a Uber y Lyft competir con las bases de taxi sin medallón

Nueva York – Ante el temor de que las compañías multimillonarias de taxi Uber y Lyft que trabajan con aplicaciones de internet se puedan convertir en dueñas de bases de taxi sin medallón, y acabar con una industria que en su mayoría ha sido creada por miembros de las minorías, el jefe del Comité de Transporte del Concejo Municipal, Ydanis Rodríguez, presentará este martes un proyecto de ley para proteger a esta parte de la industria de taxis.

“Lo que buscamos es que se establezcan acuerdos previos entre las bases de taxis sin medallón para que los taxistas puedan recoger pasajeros (entre diferentes bases)”, explicó Rodríguez. “Creo en una industria donde todos los sectores puedan sobrevivir pero respetando las reglas”, agregó.

La propuesta surge luego de que la semana pasada la Comisión de Taxis y Limosinas (TLC) decidió no establecer acuerdos entre bases de “Black Car” y las de taxis sin medallón. Uber y Lyft están clasificados como “Black Car”, lo que quiere decir que no pueden usar los conductores de las bases de taxi sin medallón. Sin embargo, los dueños de esas bases temen que con el poder económico de estas compañías multimillonarias, puedan fácilmente adquirir una base de taxi sin medallón y legalmente empezar a usar a sus conductores. Esta es la laguna legal que pretende eliminar el proyecto de ley que presentará Rodríguez.


Lee también:

Uber y Lyft no podran usar los taxistas sin medallón

Neoyorquinos tendrán menos taxis para pedir por celular

Los taxis Lyft del bigote podrán operar en Nueva York

Autos con bigotes se unen a guerra de taxistas en NYC

Uber, ahora más barato que un taxi amarillo


“Uber puede, en cuestión de segundos, convertirse en dueño de una base de livery y entonces entraría a competir directamente con nosotros y podría usar nuestros conductores, según como quedaron establecidas las reglas la semana pasada por la TLC”, dijo Avick Kabessa, dueño de la base Carmel.

“Lo que queremos es ofrecer un mejor servicio al usuario y asegurarle a los conductores que podrán hacer más dinero si establecemos acuerdos entre nuestras bases”, agregó Kabessa.

Sin embargo, otros sectores de la industria todavía no están convencidos de los beneficios del acuerdo y mostraron sus reservas frente al proyecto de ley. “Es bueno evaluar los pros y los contras antes de hacer cambios significativos y sobre todo habría que consultar con la industria completa para ver cómo esos cambios pueden impactarnos”, dijo Cira de los Angeles, portavoz de los Dueños de Bases Livery.