Divididos por el aborto los dominicanos en NYC

Quisqueyanos entrevistados por El Diario se manifiestan a favor y en contra de la despenalización de la práctica, medida que discute el Congreso dominicano

@c_loboguerrero

NUEVA YORK – En momentos en que el Congreso en República Dominicana discute la despenalización del aborto, en Washington Heights, una de las áreas de mayor concentración de quisqueyanos de la Gran Manzana, el tema sube los ánimos y divide las opiniones.

“Ningún ser humano debe decidir sobre cuándo terminar con la vida de otro”,expresó tajantemente la dominicana Josefa Taveras (61), al opinar sobre si en su país debe permitirse el aborto, en casos concretos como cuando está en peligro la vida de la mujer, la madre ha sido víctima de violación o incesto, o cuando el feto padece de malformaciones.

El Congreso dominicano, decidirá si aprueba las observaciones que hizo el presidente Danilo Medina al nuevo Código Penal, por los artículos relacionados con la interrupción del embarazo.

El Gobierno ha señalado que, aunque comparte la penalización del aborto que contempla el Código Penal, considera que se deben hacer excepciones en determinados casos.

Carlos Mota (52) está a favor de la interrupción del embarazo, pero “el Congreso debe aprobar las excepciones, porque en dos de ellas se está pensando en la madre y debe existir una ley que las proteja”. Al tiempo, condenó la recia oposición que la medida ha levantado en su país.

Esa posición la comparte Fátima Fernández (39), quien dijo que “es momento que a las mujeres, especialmente en los casos en que corre riesgo su vida o son violadas, se les protejan sus derechos”. Agregó que “esto podría ayudar a evitar que se sigan practicando abortos clandestinos”.

“Definitivamente, no estoy de acuerdo con el aborto, porque sólo Dios es el que decide sobre la vida y también sobre la muerte”, indicó Carmen Nova (57), que no aceptó como válida ninguna de las cláusulas que se contemplan como excepciones para la despenalización del aborto.

Zuleika Reynaldo (53) apoya el derecho de la mujer a realizarse un aborto sin importar las condiciones por las cuales fue concebido. “No creo que el Estado deba decidir por una mujer cuando ésta tenga que proseguir con un embarazo. En República Dominicana deberían legalizar el aborto”, puntualizó.

Mientras que para Rafael Serna (61), la medida no sólo va en contra de sus principios, sino también contra su religión. “Como cristiano, atentar contra la vida de un ser es como atentar contra Dios, no creo en el aborto y no debería haber excepciones”, argumentó.