MTA reconoce que el 25% de los trenes registran retrasos

Informe demuestra que entre octubre de 2013 y octubre de 2014 presentaron retrasos de por lo menos cinco minutos

Nueva York — Si siente que siempre está tarde, a lo mejor no es su culpa sino la del tren que acostumbra a usar para movilizarse. Y es que la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) reconoció que han aumentado los retrasos en el servicio, algo que afecta a prácticamente una cuarta parte de todas las líneas del sistame.

El reporte de la MTA indicó que durante el período comprendido entre octubre de 2013 y octubre de 2014, el 25% de todos los trenes presentaron retrasos de por lo menos cinco minutos, un 6% más que los registrados en el año anterior.

“Tomar el tren es una aventura”, dijo Vanesa Valencia, residente de Brooklyn y que toma el tren C diariamente para llegar a su trabajo en Manhattan. “Nunca se sabe cuánto va a tardar, y peor aún, si interrumpen el servicio sorpresivamente”, agregó la mujer, asegurando que muchas veces ha esperado el tren hasta por 35 minutos.

El promedio es de 41,547 retrasos mensuales, un aumento del 51% en comparación a los 27,457 registrados durante los 12 meses anteriores.

Carmen Bianco, presidenta de la División de Tránsito de la MTA, calificó el tema como extraordinariamente complejo.

“Los trenes corren en los intervalos regulares y preestablecidos en un 78% de las veces”, dijo Bianco, asegurando que es un buen porcentaje considerando el tamaño del sistema y el aumento en el número de usuarios. Según cifras de la MTA, los pasajeros han aumentado 2.4% ubicándose en la actualidad en 5.9 millones comparados a 5.7 millones que se contabilizaron entre octubre de 2013 y 2014.

Funcionarios de la MTA atribuyeron a varios factores el aumento de los retrasos, incluyendo mayores operativos de inspección de pasajeros, trabajos de construcción y de mantenimiento en las vías y hacinamiento en las plataformas.

Asimismo se incluyó que actualmente existe una información más exacta de llegada de trenes y horarios de salida al final de las líneas, gracias a que ahora la notificación se realiza vía electrónica, cuando antes la planilla era llenada por los empleados con papel y lápiz.

De acuerdo a la MTA se está realizando un análisis para mejorar los horarios, así como se considera revisar los itinerarios para darle a los trenes más tiempo de completar sus recorridos desde el comienzo hasta su destino, algo que no se ha cambiado por 20 años, cuando no había tantos pasajeros ni construcciones.