Pollo sin antibióticos en las escuelas de NY

Acuerdo beneficiará a cerca de 3 millones de estudiantes diariamente

NUEVA YORK – Los distritos escolares más grandes del país, entre los que se encuentran Nueva York y Los Ángeles, llegaron a un acuerdo, por primera vez, para que el pollo que se sirva en las escuelas, a partir del próximo año, esté libre de antibióticos.

La medida, que beneficiará a cerca de 3 millones de estudiantes diariamente (70% de ellos hispanos), fue anunciada por la Alianza para la Alimentación en Escuelas Urbanas (USFA), una organización que trabaja con los distritos escolares para velar por la calidad y seguridad de los productos que las compañías alimenticias surten a las escuelas.

“Nos reunimos con los productores de aves más grandes del país para dejarles saber que esa es la calidad del pollo que queremos en las escuelas”, dijo Eric Goldstein, presidente de la alianza y director ejecutivo de Servicios de Apoyo Escolar para el Departamento de Educación de Nueva York.

Según el Consejo Nacional para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC), la mayor parte de los antibióticos en EEUU se destinan a la ganadería y la industria avícola y, con frecuencia, no se usan para tratar animales enfermos sino para acelerar el crecimiento de los mismos y para compensar la falta de higiene de las granjas industriales.

Esto contribuye a la proliferación de bacterias resistentes a estos medicamentos, que viajan fuera de las granjas y llegan a las comunidades mediante la carne, la tierra, el aire y el agua.

“Estamos preocupados por el surgimiento de una súper-bacteria porque cuando nosotros o nuestros niños necesitemos antibióticos, los mismos no van a funcionar, porque la bacteria será resistente a ellos”, dijo Goldstein.

Ya la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), han advertido que el uso excesivo e inapropiado de antibióticos en animales destinados a la alimentación humana.

Como parte del acuerdo de USFA con las compañías que provean comidas a las escuelas, las mismas deberán someterse a un proceso de verificación por parte del Departamento de Agricultura de EEUU (USDA).

Para esto, la USFA invertirá más de $530 millones al año en la compra de alimentos e insumos para los distritos escolares.