“Los colombianos en el exterior Sí existimos”

Decenas protestaron este jueves contra la eliminación de la segunda curul que los representa en el Congreso de su país

Nueva York – Armados con pancartas y gritando consignas, decenas de colombianos residentes en Nueva York protestaron enérgicamente este jueves contra lo que llamaron una violación de sus derechos por parte del Gobierno nacional, que eliminó la segunda curul ante el Congreso que ocupaba un representante de los colombianos que residen fuera del país.

De igual manera protestaron cotra la ley de “doble tributación” que obligaría a muchos a pagar impuestos en el país suramericano aunque vivan en el exterior.

“Es un abuso, porque el Gobierno de Colombia sólo se acuerda de nosotros cuando necesita tapar el déficit fiscal multimillonario que tiene… del resto no nos tienen en cuenta para nada, no existimos”, dijo Bertha Rosales.

Durante una marcha realizada frente al consulado colombiano en Manhattan, los manifestantes se quejaron de que según el proyecto de Acto Legislativo de Equilibrio de Poderes, la Comisión Primera de la Cámara de Representantes aprobó un artículo que eliminará la segunda curul para los colombianos que residen fuera del país y se la otorgará a los residentes de las Islas de San Andrés y Providencia.

“No tenemos nada en contra de los raizales, nos parece bien que tengan su representación, pero nosotros somos millones de colombianos que aportamos millones de dólares en remesas anualmente al país y eso nos hace merecedores de una representación política”, dijo Zoilo Nieto, candidato a la Cámara de Representantes por los colombianos en el exterior.

Por su parte, la representante a la Cámara Ana Paola Agudelo dijo que, “considero que los principios de unidad, pluralismo, participación ciudadana y el principio democrático que fueron plasmados en la Constitución fueron vulnerados y reducidos abierta y directamente por el artículo que elimina la segunda curul del exterior”.

Los manifestantes dijeron sentirse abandonados, olvidados, utilizados y sin respaldo del Gobierno a pesar de que son cerca de 5 millones en 52 naciones, lo que los convertirían en el segundo departamento más grande del país, con un aporte económico estimado en más de $1,000 millones en remesas anualmente, según cifras oficiales.

Otros países como Ecuador, que tiene 3 millones de nacionales fuera del país, cuentan con 6 representantes en el exterior.

De otro lado los organizadores de la marcha aseguraron que el argumento de que cerca del 90% de los colombianos que viven en el exterior no votan, no es válido para reducir su representación.

En cuanto al tema de la doble tributación, un acuerdo entre los gobiernos de Estados Unidos y Colombia para intercambiar información tributaria que obligaría a los residentes en el exterior a pagar impuestos en su país natal, y que está listo para sanción presidencial en Colombia, fue calificado como un acto del Gobierno colombiano para tratar de cerrar el déficit multimillonario que enfrenta.

“Nos quieren gravar con impuestos pero no nos ofrecen ningún beneficio, ósea que nos tienen en cuenta para sacar dinero pero en realidad no valemos nada”, dijo Claudia Cujar.

Muchos de los colombianos que viven en el exterior se consideran desplazados de la violencia que agobió al país durante las décadas más fuertes del conflicto armado. Precisamente uno de los proyectos más importantes de la representante Agudelo ha sido incluir a estos ciudadanos en las mesa de diálogo que adelanta el Gobierno colombiano con la guerrilla de las FARC en La Habana.

“Recordemos que en hay cerca de 500,000 víctimas del conflicto armado fuera del país, y en medio de la construcción de un proceso de paz incluyente, el gobierno Colombiano les va a reducir la representación en el Congreso de la República”, concluyó Agudelo.

Ni el Consulado en Manhattan ni la Embajada General en Washington emitieron comentarios sobre el tema pese a la solicitud por escrito presentada por El Diario.