Antes de cambiar de año piensa en tus impuestos

A última hora se pueden hacer algunos ajustes para reducir las cuentas con el IRS

Quedan apenas días para cerrar la mayor parte de las cuentas que hay que presentar al IRS antes del próximo 15 de abril. Ahora bien, aunque el calendario ya apura el 2014 aún se pueden hacer algunas operaciones de última hora que pueden ayudarte a reducir tus impuestos, sobre todo si a estas alturas de año tienes dinero a tu disposición.

Lo primero es algo que desde hace unas semanas ya te han recordado constantemente si tienes una línea de teléfono fija en tu casa: contribuciones a organizaciones caritativas o sin ánimo de lucro. Las llamadas de estas organizaciones solicitando donaciones no cesan estos días.

El IRS recuerda que si quieres reclamar una deducción tributaria por el dinero que dones debes detallarlas. Y además solo puedes dar dinero a organizaciones cualificadas algo que se puede verificar en http://apps.irs.gov/app/eos/.

Los donativos hechos a iglesias, sinagogas, mezquitas y agencias gubernamentales no están en las listas pero los donativos que hagas son igualmente deducibles. Eso si, es importante tener un registro bancario o un comprobante por escrito de la organización benéfica (en inglés) para deducir la donación. El comprobante debe tener el nombre de la organización, la fecha y la cantidad.

También se pueden hacer donaciones de muebles, artículos del hogar, ropa usada pero no olvides pedir un recibo de la organización.

Las donaciones se contabilizan en la declaración del año en el que se hagan incluso aunque en el caso de que se paguen con tarjeta de crédito pagues la factura en enero del año siguiente.

Otra de las formas de ampliar las deducciones de 2014 es invirtiendo en educación. Al menos si estás en el estado de Nueva York. Si estás ahorrando en un plan 529 para los estudios de tu hijo (en el que el dinero crece y se retira sin pagar impuestos) puedes deducirte parte de las contribuciones en la declaración estatal, no la federal.

Las aportaciones a los planes de pensiones también te pueden ayudar. Recuerda que en un 401K puedes ahorrar hasta $17,500 anuales y 23,000 si tienes más de 50 años. Puedes pedir a tu empresa que te haga una contribución extraordinaria antes del 31 de diciembre, si no has llegado a ese límite y te puedes permitir la rebaja en el salario. Así aumentas la deducción si piensas que este año te tocará pagar mucho al IRS. Si en tu plan 401k están revisando las contribuciones que harás el año que viene, súbela, si puedes, un poco. Al IRS le es irrelevante pero es un buen propósito anual ahorrar siempre un poco más.

También puedes contribuir, si tienes dinero, a tus planes IRA y el Roth IRA, aunque en este caso tienes casi hasta el 15 de abril para hacerlo. En el IRA el máximo que puedes contribuir es $5,500 este año ($6.500 si tienes más de 50 años).

El IRS recomienda que antes de fin de año ajustes tus retenciones para evitar una factura de impuestos inesperada tras el 15 de abril. Y también si ha habido un cambio en tus circunstancias o de eventos en tu vida (cambio en el estado civil, el nacimiento de un hijo)