El agente Ramos era un hombre entregado a Dios

El mismo día que fue asesinado se graduaría como capellán

Nueva York — Amigos cercanos describieron como un hombre entregado a Dios y a su familia al oficial Rafael Ramos (40), quien fue asesinado a sangre fría por Ismaaiyl Brinsley el pasado sábado. Esa misma noche, según contaron sus allegados, Ramos se iba a graduar como capellán junto a otras 144 personas.

El reverendo Marcos Antonio Miranda, presidente de New York State Chaplain Task Force (NYSCTF), dijo a El Diario que el oficial puertorriqueño terminó exitosamente las 10 semanas de un entrenamiento en el que se destacó entre sus compañeros por su vocación de servicio.

“Su gran amor era Dios”, dijo Miranda. “En sus ojos se notaba el aprecio que le tenía a la humanidad. Para Rafael ser policía no era un trabajo, sino la oportunidad de ayudar a otros”.

El oficial Ramos estaba casado desde 1993 y servía en el NYPD desde hacía solo dos años, luego de alcanzar su sueño de convertirse en policía luego de trabajar como un guardia de seguridad escolar. Dejó dos hijos, uno de 13 años y otro que está en la universidad.

“Cuando se retirara del Departamento de Policía Rafael esperaba seguir entrenándose y dedicarse a la capellanía”, dijo Miranda. “Realmente quería servir, por eso nos duele pensar en lo que pasó la tarde del sábado. Estamos orando por la paz en los corazones de sus hijos y esposa”.


Lee también:

Velorio del policía Rafael Ramos será el próximo viernes

Uno de los oficiales baleados en Brooklyn es hispano

Llamado a la paz en NYC tras doble asesinato de policías

Nueva York, ciudad tensa y dividida tras asesinato de policías


NYSCTF es una organización no lucrativa dedicada a la formación profesional de capellanes, quienes son entrenados para proveer apoyo espiritual y emocional a las familias y agencias estatales y locales en tiempo de crisis. El grupo también certifica a los voluntarios para brindar asistencia médica de emergencia, entre otras habilidades como rescatistas o ‘First Responders’.

Algunos de los requisitos para recibir capacitación de NYSCTF es que la iglesia del candidato -que no necesita ser un reverendo o un pastor- lo respalde como aspirante, además de que debe tener un ‘buen testimonio’ en su comunidad y congregación. En el caso del oficial Ramos, su iglesia Christ Tabernacle, en Queens, no dudó en darle el apoyo.

“Muchos creen que sólo los clérigos puede aspirar a convertirse en capellanes, pero cuando Rafael supo que calificaba para el entrenamiento no dudó en aprovechar la oportunidad”, apuntó Miranda.

La meta de NYSCTF, según explicó Miranda, es crear ahora un programa gratuito de capellanía en memoria de Ramos, quien fue asesinado junto a su compañero Wenjian Liu en un ataque supuestamente en represalia por el caso Eric Garner. Actualmente el costo del curso es de $525, según el sitio web de la organización.

“Tenemos el sueño de tener un entrenamiento gratis que lleve el nombre del oficial Rafael Ramos. Queremos que su legado prospere y sirva de fortaleza y unidad en este época turbulenta”.

Por otro lado, la página de Facebook de Margarita Ramos, identificada como familiar del oficial caído, está plagada de condolencias.

“Te extrañaré tanto my hermano. No tengo palabras para expresar el dolor que estamos pasando. Descansa en paz Pote ( que al parecer era sobrenombre de cariño del uniformado)”, escribió Margarita Ramos. “Gracias a todos (…) Todavía no puedo aceptar que él se ha ido. Pote yo siempre te amaré, tú eres mi ángel”.

“Que en paz descanse Pote, nunca te olvidaremos. Te quiero Maggie, por favor sé fuerte”, fue el mensaje de Eva Tirado.

El velorio de Ramos será el viernes de 2 p.m. a 9 p.m. en la Iglesia Christ Tabernacle, ubicada en el 64-34 de la avenida Myrtle, mientras que el servicio fúnebre será en la misma iglesia el sábado a las 10 a.m.