Miñoso aún espera por la inmortalidad

@newsgus

Orestes ‘Minnie’ Miñoso merece estar en el Salón de la Fama del Béisbol, de acuerdo a un editorial publicado ayer en el portal MLB.

Muchos argumentan que no cuenta con los números suficientes para que se le exalte aunque tiene marcas y logros que son de respetar. Por eso fue triste enterarse hace unas semanas que nuevamente se había quedado corto en la votación del Comité de la Era Dorada.

El ‘Cometa Cubano’ fue el primer jugador negro en la plantilla del Medias Blancas de Chicago en 1951, cuatro años luego de que Jackie Robinson rompiera la barrera del color en la pelota.

Su bate y su guante lo convirtieron en la primera estrella latina de la Gran Carpa.

Miñoso era un jugador que combinaba su poder al bate con su velocidad para destacarse como una gran amenaza para cualquier equipo rival. En ocho de sus primeras 10 temporadas bateó encima de .300, con 100 carreras impulsadas en cuatro ocasiones y 205 robos.

Logró esto a pesar de jugar con el cuerpo marcado por los frecuentes pelotazos que recibió. Fue el líder en pelotazos recibidos durante 10 campañas y es el noveno en la lista de todos los tiempos en este doloroso rubro.

“Recuerdo que desde las gradas muchos le gritaban al pitcher, ‘ya dale al negro ese en la cabeza’. Yo no me ofendía porque yo soy negro”, manifestó el expelotero en una entrevista concedida a El Diario este año.

Acompañado de esos recuerdos, Miñoso espera que un día reconozcan su contribución y lo incluyan entre los inmortales.

“Me siento triste y en espera. Sería algo muy feliz para mí, bastante decisivo para mí para cuando Dios me lleve a descansar en paz. Qué más puedo hacer sino esperar y rezar para que antes que Dios me lleve estos señores me pongan ahí”, dijo

http://www.eldiariony.com