Volvo presentará un sistema de alerta anti-colisión para las bicicletas

La automotriz Sueca propiedad de Chinos, planea introducir un sistema que buscará mantener los ciclistas y automovilistas seguros

Varios fabricantes presentarán novedades electrónicas en el show de CES, del 6 a 9 enero en Las Vegas.

Volvo que su enfoque en la seguridad ya no tiene límites, es una de ellas.

La automotriz Sueca propiedad de Chinos, planea introducir un sistema que buscará mantener los ciclistas y automovilistas seguros, conscientes de las ubicaciones de los demás en forma automática. El objetivo, claro, es prevenir accidentes.

El sistema consta de un vehículo conectado y un casco que proporciona el ciclista con alertas de proximidad automóvil. Al mismo tiempo, la posición de un ciclista se comparte a través de la señal de nube (cloud) del Volvo con los vehículos en la zona, y si una colisión se calcula que es inminente, tanto el ciclista y el conductor será advertido automáticamente por el sistema.

Este sistema prototipo fue creado por Volvo en asociación con POC, un fabricante de material de protección deportiva y el gigante de telecomunicaciones Sueca Ericsson.

Volvo no ha mencionado las posibilidades del sistema para ponerlo en producción, aunque el fabricante de automóviles y otras compañías han estado tratando de abordar la cuestión de alertar a los conductores de la presencia de ciclistas en sus puntos ciegos, a través de varias tecnologías.

Dentro del auto, esta alerta se mostrará a través del sistema de heads-up, incluso si el ciclista se encuentra en el punto ciego del mismo, mientras que el ciclista también conseguirá una alerta a través de sistema de luz interna del casco.

El vídeo de Volvo demuestra cómo funcionaría este sistema. Por supuesto, se basa en una tecnología que no está presente en los autos o los cascos de bicicleta en este momento, además de una aplicación de localización de intercambio para los ciclistas llamado Strava.

Y es fácil imaginar un montón de lugares urbanos donde el sistema de alerta sería activo casi continuamente debido a la presencia de tantos autos y bicicletas en un solo lugar. Los pobres ciclistas de Manhattan se volverían locos de tener que parar tantas veces, para evitar riesgos.

Por ahora, yo creo que este sistema funcionaria bien en los pueblos de los países bajos donde las bicicletas son un transporte común, u otros lugares donde un ciclista puede ser sorprendido por la repentina aparición de un auto, y pueden que no sean capaces de escuchar lo que viene.

El enfoque es solo experimental pero añade la ventaja de la computación en la nube (cloud) en lugar de depender enteramente de sensores basados en el auto, lo que tiene sus ventajas y desventajas, empezando con la necesidad del equipo especializado para los ciclistas, y no todos ellos lo comprarán.