Alza del salario mínimo en NY es buena pero no alcanza

Aunque el aumento a $8,75 es positivo, no es suficiente para sobrevivir en la Gran Manzana

Nueva York – El Año Nuevo comienza con una buena noticia para muchos trabajadores de Nueva York, la entrada en vigor del aumento del salario mínimo que pasa de $8 la hora a $8,75, una cifra que aunque es alentadora todavía es considerada como insuficiente para vivir en la costosa Gran Manzana.

“Un aumento siempre ayuda, pero de todas formas es demasiado poco”, dijo Michael Antwi (32), trabajador de una tienda de ropa en el Alto Manhattan y quien gana el salario mínimo. A pesar de que Antwi no tiene hijos tiene que trabajar 6 días a la semana, 11 horas diarias, para poder costear sus gastos y obligaciones, además de enviar un poco de dinero cada mes a sus familiares en Ghana, África.

El aumento del salario mínimo a partir del 31 de diciembre fue sólo la primera parte de un alza total que se completará a finales de diciembre del 2016, cuando entrará en vigencia otra alza y el sueldo se ubique en $9.

“Los 75 centavos de aumento para este año me van a ayudar para el transporte”, dijo Antwi quien comparte un apartamento con otras tres personas en El Bronx. “Todavía comprar la comida y pagar la renta es difícil, nunca tengo ni un centavo para ahorrar”, comentó.

Una situación similar vive Pablo Miranda, un salvadoreño con apenas 7 meses en la ciudad y quien trabaja como repartidor en una pizzería. “Me pagan $8 la hora y aunque a veces los clientes me dan propina no es suficiente, por eso trabajo 6 días de la semana”. Miranda contó a El Diario que comparte una habitación con otra persona y que pagan entre los dos $660 al mes.

Para María Hernández, una mexicana que trabaja en una lavandería y también sobrevive con el salario mínimo, el secreto de sobrevivir con el salario mínimo es precisamente eso: “hay que reducirse a lo mínimo”, dijo la mujer de 63 años y abuela de seis. “A veces la gente compra más cosas de las que puede sin importar cuánto ganen y uno tiene que adaptarse a lo que le toca”, aseguró.

Hernández vive en una habitación en el Alto Manhattan por la que paga $600 al mes y trabaja 6 días de la semana. “El aumento siempre es bueno, aunque no es suficiente para vivir cómodamente, sí va a hacer la diferencia”, dijo la mujer quien aseguró que, “el dinero nunca sobra y menos en Nueva York”.

Según estadísticas del Censo las mujeres representan dos tercios de todos los empleados que reciben salarios precarios. En todo el estado de Nueva York, normalmente ganan un 83.6% de lo que cobran los hombres, una diferencia de 16.4%.

De los más de 875,000 residentes de la ciudad de Nueva York que afrontan estas condiciones, 390,000 son hispanos, siendo el mayor grupo étnico. Los siguientes son los afroamericanos con 186,000, seguidos de los blancos con 165,000, y los asiáticos con 136,000, según un informe de la Oficina del Contralor dado a conocer en junio de este año.

  • En Nueva York, una persona que gane el salario mínimo y trabaje 40 horas semanales gamará ahora $1,400 al mes. Esto apenas alcanza para pagar una renta promedio ($1,053) y alimentar a una persona por mes ($294.34)
  • Una familia de cuatro miembros necesitaría ganar por lo menos $70,000 al año para cubrir sus gastos básicos sin tener que depender de subsidios gubernamentales.
    • La ley de salario digno, aprobada por el Concejo Municipal en 2012, establece que los contratistas que reciban reducciones de impuestos u otros subsidios de la ciudad paguen a sus trabajadores un mínimo de $11.90 la hora a los que no reciban seguro de salud y $10 a los que si tengan cobertura por medio de su empleador.
      • Esta ley solo cubre a 1,200 empleados anualmente, pero la orden ejecutiva firmada del alcalde extenderá enormemente su alcance.
        • En 2014, el alcalde Bill de Blasio firmó una orden ejecutiva extendiendo este beneficio a los empleados de comercios establecidos en edificios que hayan recibido al menos $1 millón en subsidios municipales.
          • En los prósimos cinco años, este orden ejecutiva beneficiará a unos 18,000 trabajadores, 4,000 de ellos en el sector de gastronomía.
            • 1 de cada 3 neoyorquinos gana menos de $15 la hora (37% de todos los trabajadores)
            • Fuente: Dpto. de Agricultura y Fiscal Policy Institute