Cómo ayudar a una víctima de hipotermia

Aquí algunos consejos para evitar que el asunto llegue a mayores

Si usted sospecha que alguien está sufriendo de hipotermia, sobre todo si aparece confusión o alteraciones mentales, debe llamar de inmediato al número de emergencias 911.

Si la víctima se encuentra inconsciente, hay que comprobar si está respirando. Si no respira, comience a darle rehabilitación cardiopulmonar (CPR) de inmediato y pida a alguien que llame al 911.

Debe proteger a la víctima del frío y aislarla del viento. Llévela a un lugar con temperatura caliente y cúbrala con mantas o ropas. Cúbrale la cabeza y el cuello ya que son zonas con gran pérdida de calor.

Si consigue llevar a la víctima a un lugar cubierto, quítele las ropas húmedas para reemplazarlas por prendas secas. En caso de seguir a la intemperie, no le quite la ropa. Intente darle calor para que la ropa húmeda se enfríe lo menos posible.

Hay zonas del cuerpo que mantienen mejor el calor, como el cuello, las ingles, las axilas y ambos lados del torso. Para calentar a la víctima debe aplicar compresas tibias en estas regiones.

Si es necesario, utilice el propio cuerpo del reanimador.

En caso de que la víctima esté consciente, despierta y pueda tragar con facilidad, es recomendable que beba líquidos dulces y calientes, sin alcohol, para estimular el recalentamiento.

Permanezca junto a la persona hasta que llegue el soporte médico.

No deje que la persona se duerma.