Pedro Martínez celebra llegada a Dominicana al ritmo de merengue

El exlanzandador de las Grandes Ligas, exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown, pisó su tierra natal alrededor de las 3:15 p.m. del sábado
Pedro Martínez celebra llegada a Dominicana al ritmo de merengue
El vuelo llegó con retraso al Aeropuerto Internacional de Las Américas.
Foto: Twitter / Diario libre

SANTO DOMINGO – El exlanzandador de las Grandes Ligas, Pedro Martínez, segundo dominicano exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown, bailó de la emoción cuando pisó suelo dominicano alrededor de las 3:15 p.m., minutos después de que el avión privado que lo trajo desde Boston, Estados Unidos, aterrizara en el Aeropuerto Internacional de Las Américas (AILA), de esta capital.

Martínez resaltó las cualidades del exlanzador Juan Marichal, a quien definió como “el faro” que siguió en su carrera. Lamentó que los responsables del

Salón de la Fama no hayan exaltado a jugadores como Carlos Delgado y confió en que dominicanos como Vladimir Guerrero, David Ortiz y Albert Pujols tengan el mismo reconocimiento.

“Vladir Guerrero, mi compadre Vlad, es el próximo salón de la fama de este país”, proclamó.

El deportista bailó merengue con una de las integrantes del ballet folclórico que lo recibió en la pista de aterrizaje. “Misión cumplida”, proclamó el jugador, conocido como “Pedro El Grande”.

El beisbolista, que comparte la inmortalidad con el legendario Marichal, fue recibido por familiares y funcionarios del Gobierno. Entre los suyos le recibió su madre, Leopoldina Martínez, así como su hermano Ramón Jaime Martínez, el exlanzador que jugó durante unos 13 años en las Grandes Ligas, principalmente para el equipo los Dodgers de Los Ángeles.

Minutos después, en el salón VIP, al exlanzador se le vio bailar exhibiendo una bandera dominicana a ritmo del merengue “Dominicano Soy”, de Fernandito Villalona.

Francisco Javier García Fernández, ministro de Turismo, y Luis (Luisín) Mejía, del Comité Olímpico Dominicano (COD), encabezaron la delegación oficial que recibió al pelotero.