Nueva York manda un aviso al sector de créditos abusivos

Se inicia la millonaria devolución de un cobro de deuda ilegal
Nueva York manda un aviso al  sector de créditos abusivos
Los préstamos conocidos como payday están prohibidos en Nueva York.
Foto: Shutterstock

Las primeras cartas ya han siendo enviadas. En los próximos días varios miles de residentes de Nueva York van a recibir una comunicación en la que se les explica que tienen derecho a una compensación por haber sido víctimas de una agencia cobradora de deuda, National Credit Adjusters (NCA), que trataba de recobrar dinero debido a entidades que hacían préstamos abusivos.

Estos créditos, de elevadas tasas de interés, son conocidos como pay day loans y está prohibido hacerlos y cobrarlos en Nueva York y 14 estados más. Aún así muchas firmas los ofrecen a través de Internet. La tasa anual de los préstamos que NCA ha cobrado e intentaba seguir cobrando rondaba el 782%.

El Departamento de Consumidores (DCA en sus siglas en inglés) del Ayuntamiento de Nueva York llegó hace unos días a un acuerdo con este cobrador de deudas para que devolviera $962,800 a unos 4,663 personas en la ciudad. Desde el ayuntamiento se buscan más víctimas para asegurar que todos cobran lo que se les debe. Según la comisionada del DCA, Julie Menin, “tiene que cobrar este dinero quien sea víctima desde 2007, independientemente de su estatus migratorio que no se contrasta al abonar el dinero”.

Cobrar estos préstamos es ilegal en el estado de Nueva York y Menin dice que con esta multa también se manda un mensaje al resto de las entidades que están en este negocio. Además de cobrar préstamos ilegales, NCA usaba tácticas engañosas y amenazaba a los consumidores con tomar acciones legales que no podía tomar.

NCA no solo ha de devolver el dinero sino además tiene que reportar a las agencias de crédito que no hay una información negativa con respecto a la deuda que exigía para evitar perjudicar la historia crediticia de estos neoyorquinos.

La cuantía de la compensación, además de una multa de $350,000 con la que se ha zanjado acuerdo es la mayor en este tipo de acciones, según la comisionada Menin. Además NCA pierde su licencia para operar en la ciudad de Nueva York. Esta empresa no puede volver a solicitarla en, al menos, seis años.

El sobre llega con la advertencia de que es una información importante sobre un acuerdo con el Departament of Consumer Affairs del ayuntamiento. Quien la reciba, independientemente de su estatus migratorio, tiene que completar la queja que se le remite para que le sea devuelto el dinero y devolverla a NCA para que se les reintegre el dinero 30 días más tarde.

Menin lamenta que pese a que los préstamos abusivos y el cobro de estos están prohibidos, “vemos que se siguen haciendo”. El departamento de Finanzas del Estado está también tras de estas entidades y Menin dice que incluso ha escrito a la Oficina de Protección al Consumidor Financiero en Washington para que no se debiliten las leyes duras del estado de Nueva York cuando se revise la regulación de los préstamos payday