Dueño de los Patriots exige una disculpa a la NFL

Mientras las críticas aumentan también para la liga, Robert Kraft asegura que Belichick y Brady no le mentirían
Dueño de los Patriots exige una disculpa a la NFL
Robert Kraft, dueño de los Patriots de Nueva Inglaterra. Foto: EFE

El escándalo de los balones desinflados de los Patriots de Nueva Inglaterra se pone cada vez más interesante.

Los Patriots llegaron a Arizona el lunes y un rato después el dueño del equipo dijo que esperaba que la NFL se disculpara ante la organización.

“Tom (Brady), Bill (Belichick) y yo hemos estado juntos por 15 años. Son mis muchachos, son parte de mi familia. Y Bill, Tom y yo hemos tenido muchos discusiones difíciles a través de los años, y nunca he sabido que me mientan”, dijo Robert Kraft, cual alegato familiar. “Me molesta mucho que su reputación e integridad, y por asociación, la de nuestro equipo, haya sido cuestionado esta semana pasada”.

El magnate, como ya lo había hecho Belichick el sábado, dijo que los efectos científicos del ambiente en los balones contrastan con las especulaciones y conclusiones que en su opinión han sido infundadas.

Y prosiguió, “Si la investigación (del abogado Ted) Wells no puede determinar de manera definitiva que nuestra organización adulteró la presión de aire de los balones de juego, yo esperaría y espero que la liga se disculpara ante todo nuestro equipo y, en particular, el coach Belichick y Tom Brady por lo que ellos han tenido que soportar esta semana pasada”.

También el lunes, fue reportado que la NFL se encontraba investigando a un empleado de los Patriots que fue visto en un video de seguridad durante el partido contra los Colts llevando los balones desde el vestidor de los árbitros hacia un área no identificada antes de que finalmente los llevara al campo de juego.

Ese reporte de Fox Sports posiblemente fue el que propició la dura declaración del propietario del equipo de Nueva Inglaterra.

“Estoy decepcionado por la manera en que todo este asunto ha sido manejado y reportado”, dijo Kraft. “Esperamos hechos duros en lugar de evidencia circunstancial que se ha filtrado para precipitar la conclusión de esta investigación”.

Mientras esto ocurría en Phoenix, a lo largo y ancho del país se desataba una nueva controversia, pero ésta porde la manera en que la NFL se hizo cargo del tema de los balones desinflados.

Reportes de gente de Fox Sports y ESPN indicaron que la NFL sabía desde antes que los Patriots venían jugando con balones inflados por debajo del límite de presión de aire y que en lugar de evitar que eso se repitiera en el juego contra Indianapolis, espero hasta el medio tiempo de ese partido para poder ‘atrapar’ al equipo con su presunta trampa.

El lunes, ni Belichick y Brady quisieron responder más preguntas sobre el tema de los balones, entendible porque tienen enfrente el Super Bowl XLIX y porque antes hablaron al respecto de manera abundante.

Pero el ‘DeflateGate’ no se va a ninguna parte. Seguirán las preguntas este martes en el día de medios, que se efectuará en la arena de los Suns de Phoenix en el centro de Phoenix. El viernes será la conferencia del estado de la liga con el comisionado Roger Goodell y tiene mucho, muchísimo, que explicar.