Masacran a cinco jóvenes en Cuscatlán

Los responsables son pandilleros que los atacaron mientras trabajaban en la construcción de una calle
Masacran a cinco jóvenes en Cuscatlán
Familiares que llegaron a la zona de la tragedia negaron que sus parientes hayan pertenecido a las pandillas o maras.
Foto: Twitter

Las autoridades salvadoreñas confirmaron la ejecución de cinco jóvenes trabajadores en una zona central de El Salvador por supuestos pandilleros que los masacraron a plena luz del día.

De acuerdo a las versiones de la policía y de la fiscalía, cinco personas fueron asesinadas con armas de fuego de diversos calibres en el cantón Buena Vista, municipio de Santa Cruz Michapa, provincia central de Cuscatlán, por pandilleros que los atacaron mientras trabajaban en la construcción de una calle.

De acuerdo con las versiones de los investigadores, los jóvenes asesinados, de entre 18 y 24 años de edad, fueron despojados de sus camisas antes de ser ejecutados; el objetivo era observar si poseían tatuajes alusivos a las pandillas. Las víctimas respondían a los nombres de José Ricardo Mejía Molina, de 24 años; Juan Pablo Urías García, de 22; Carlos Josué Alvarado Méndez, de 20, Edwin Alfonso Vásquez Cruz, de 18 y Celso Juárez, de quien no se proporcionó la edad.

Laboraban en la constructora C-Tranco, S.A. de C.V., una empresa contratada por la alcadía del lugar para la construcción de sus calles. Familiares que llegaron a la zona de la tragedia negaron, entre lágrimas y aflicción, que sus parientes hayan pertenecido a las pandillas o maras.

En respuesta a los señalamientos oficiales sobre esta masacre como un asunto de pandillas, este martes circuló un comunicado atribuido a los voceros nacionales de las pandillas MSX3, Barrio 18, Mao-Mao, Máquina, Mirada Locos 13, Privadas y Privados de Libertad de Origen Común, en el que recalcan que desde el 17 de enero firmaron un acuerdo para reducir la violencia, el cual ya habría traído consigo una reducción de los homicidios, al tiempo que denuncian una campaña de exterminio en su contra.

“La policía ya aporta al menos un homicidio por día a esa tasa y los grupos de exterminio de pandilleros que operan con el amparo y apoyo de entidades públicas y privadas ya contribuyen a la tasa de homicidios con masacres, que son presentadas como acciones de purga interna entre nosotros”, dice el comunicado.