Miss Universo: Trajes típicos…¿o ridículos?

Aún no hemos podido descifrar en qué pensaban estas candidatas cuando se pusieron semejantes vestidos
Miss Universo: Trajes típicos…¿o ridículos?
¿Qué te pareció el traje de la dominicana Kimberly Castillo?
Foto: Captura Twitter

De todos los momentos vergonzosos por los que tuvieron que pasar las concursantes de Miss Universo este pasado domingo, uno de los más destacados fue el de la pregunta final, cuando los nervios de las candidatas salieron a relucir, y más de uno quedó con la boca abierta ante respuestas poco elaboradas, y en ocasiones muy confusas.

Está por ejemplo el apoyo de la señorita Ucrania hacia el ejército de su país; también el mensaje de amor de la señorita Estados Unidos para los terroristas; o el hecho de que “todavía” quedan hombres que creen en la igualdad, de acuerdo a la señorita Colombia y actual Miss Universo.

Pero, créalo o no, hubo una parte del certamen que fue un motivo aún más grande de burlas: la competencia de trajes típicos nacionales. En ese aspecto, uno que merece mención especial es el de Kimberly Castillo, representante de República Dominicana, que al parecer andaba buscando la beatificación al vestirse de la Virgen de Altagracia, con foto del Niño Jesús incluida. Esperemos que alguien le haya dicho que se confundió de evento y le haya dado la dirección correcta del convento.

Sin duda, el primer premio se lo llevó Chanel Beckenlehner, la representante de Canadá, quien quizo rendirle un homenaje al deporte más representativo de su país (y quizás lo único que muchos conocemos sobre el vecino del norte): el hockey.

No es claro si la candidata quiso representar a un jugador, o al equipo completo, o mejor aún, a la pista de hielo con jugadores incluidos, pero lo cierto es que esta indumentaria bastante particular (por no decir ridícula), debería contar también con una señal que advierta sobre el peligro de una posible lesión a cualquiera que se acerque a este ramillete de palos de metal.

Otros trajes típicos que le hicieron fuerte competencia al de la canadiense fueron los de Curacao, España, Israel, Argentina, Irlanda, Bulgaria. En fin..

carolina.valenti@eldiariony.com

Trajes típicos…¿o ridículo?

Y para terminar de reírnos un poco, también quisimos recordar otros trajes que han desfilado por la historia de Miss Universo, y que hasta el día de hoy, no nos hemos podido sacar de la cabeza (por muy malas razones):

  • Erin Brady, Miss USA – Miss Universo 2013: Este es un atuendo que ni siquiera los amantes de “Transformers” podrían apreciar. Una combinación entre Optimus Prime y bailarina de ballet que nos deja la duda sobre qué maniobra tuvo que realizar la Miss USA para meterse en tremendo disfraz. Esperemos que Brady ya haya arrojado semejante trapo tan horroroso a la vía intergaláctica, es decir, a la basura.
  • Kerrie Baylis, Miss Jamaica – Miss Universo 2013: Un vestido que cualquier persona con resaca debería evitar ver… tanto colorido e ilusiones ópticas marean a cualquiera. Esto es sin duda más apropiado para un club de música psicodélica.
  • Marcelina Vahekeni, Miss Angola – Miss Universo 2012: Ehhh, pinturas de mujeres con el torso desnudo por donde se le mire…¿estaba promocionando a su país o a una clínica de cirugía estética? Muy poco apropiado para el certamen de belleza.
  • Irene Sofía Esser, Miss Venezuela – Miss Universo 2012: A menos que se tratara del Día de San Valentín, no entendemos por qué la bella venezolana se pondría una caja gigante de chocolates en la cabeza…y si, si, le estaba rindiendo homenaje a la empresa de su familia, pero la competencia se llama “traje nacional”, y si ese atuendo representa a todo su país, entonces es posible que los venezolanos sufran una crisis de diabetes pronto.
  • Alice Musukwa, Miss Zambia – Miss Universo 2010: Este es uno de esos trajes muy, pero muy abstractos…una jarra en la mano, dos totumas en los senos, una especie de cucharas gigantes en la falda…pues lo único que se me ocurre es la cocina de su casa.
  • Lana Obad, Miss Croacia – Miss Universo 2010: Ok, la historia de este vestido típico es muy fácil de deducir: a Miss Croacia simple y sencillamente se le olvidó echarlo en la maleta. Así que se colocó su traje de baño, se robó unos cuantos collares de las otras candidatas y ¡ya está!