Rosie Rivera va ahora tras su sueño: ayudar a la gente

La pequeña de la familia Rivera comparte sus propósitos de este año y recuerda a su famosa hermana. Además habla de su labor para Cirugía sin Fronteras
Rosie Rivera va ahora tras su sueño: ayudar a la gente
Cirugía sin Fronteras ayuda a latinos en necesidad de cobertura médica.
Foto: Getty Images

Ser la hermana de Jenni Rivera la catapultó a la fama.

Ahora, Rosie Rivera quiero salir de su capullo y convertirse en otra mariposa como lo hizo la fallecida cantante.

Pero a su manera.

FOTOS: La vida después de Jenni Rivera

“Este año siento mucha paz con buscar mis sueños, con hacer lo que mi hermana sabe que siempre he querido hacer, con ayudar a los demás y eso es lo que estoy haciendo: soñar y buscar cómo puedo impactar el mundo o por lo menos el mundo de una persona”, dijo Rosie tras anunciar que es la vocera de la organización sin fines de lucro Cirugía sin Fronteras.

Su hermana, aseguró, le dio un gran ejemplo.

“Dicen que una persona no puede cambiar el mundo pero yo vi a una mujer, que es mi hermana, que sí cambió muchos mundos. Y yo quiero seguir los pasos de mi hermana en ese aspecto”, agregó desde la casa de su mamá tras compartir que ella hizo sus planes a un lado por cumplir los deseos de Jenni tras su fallecimiento el nueve de diciembre de 2012 y cuya presencia en ese hogar está por todas partes.

En su lista de metas tiene cosas esperadas y otras no tanto.

“Quiero actuar, no lo había pensado antes pero en la ‘high school’ hice algunas obras y también en la iglesia siempre soy una de las pecadoras, de María Magdalena. Hice un ‘sketch’ para Estrella TV y me encantó y aún en la actuación uno puede impactar y transformar este mundo”, aseguró entre risas.

Asimismo, aseguró que ya inició las grabaciones de la segunda temporada “Rica famosa latina” que protagoniza en esa misma cadena. Y anunció que las dos nuevas integrantes son Sissi Fleitas, exmodelo de “Sábado Gigante”; y Sandra Vidal, expareja de Pablo Montero y madre de uno de sus hijos.

Rosie también quiere seguir ofreciendo conferencias de motivación acompañada de un psicólogo y un nutricionista, y debutar como escritora.

“Ojalá que mi libro se publique este año. Lo que yo quiero es que sea un libro accesible para todas las personas, levantar a la mujer que ha sufrido abuso sexual”, aseguró quien, a partir de sus ocho años de edad, fue abusada por el primer esposo de Jenni.

Auque viene de familia de cantantes, no quiere ser parte de esa profesión.

“Solo [canto] en la iglesia y donde no me escuchen y si no hay micrófonos mejor. Canto muy feo”, aseguró entre risas.

Por otra parte, comentó que el no tener los resultados de la investigación de la fatídica muerte de Jenni mientras viajaba en avión de Monterrey a la Ciudad de México, dijo, provoca coraje entre algunos miembros de su familia.

“Tal vez los hombres en mi familia sí [tienen rabia]. Las mujeres estamos más en paz. Por eso está la demanda, porque si hay algo monetario queremos que los reciban las otras familias, mis padres, los hijos de Jenni. Pero más que nada queremos saber la verdad: si fue una partecita que falló, ok; si fue el piloto o varias cosas que causaron este accidente para que todos tengan paz. Yo tengo paz, sé que es un plan de Dios que aunque para nosotros es terrible, así tenía que hacer. Jenni se fue como una estrella”, dijo al referirse a su funeral.

Y aunque algunos la critican por llevar la vida pública que ella por tanto tiempo se negó a tener, a pesar de la insistencia de su familia, ahora ha aprendido a sobrellevarla.

“Todo lo que tengo, yo no lo planeé, y aún, si mi apellido puede ayudar a otros, lo miro como una bendición. Y amo a mi familia con todo y sus locuras. Y para mí es un gran orgullo ser la hermana pequeñita de Jenni Rivera. Si no hago nada en mi vida, si aquí acaba mi vida y mi mayor nombre es ser hermana de Jenni Rivera, yo encantada”, afirmó.

Rosie Rivera es la portavoz de Cirugía sin Fronteras, una organización sin fines de lucro que ayuda a personas sin seguro médico. “Ser portavoz de Cirugías sin Fronteras es una manera de ayudar. Cuando alguien se enferma, es tan feo decir que alguien puede morir por no tener recursos [económicos]. Es una organización hermosa que la inició un doctor que quería ayudar a la gente que no tenía el dinero para pagar una operación necesaria”, dijo. Ella, agregó, se identifica con los beneficiados de esta fundación. “Nunca tuvimos seguro médico porque mi papá y mi mamá eran inmigrantes, crecimos en pobreza. Pero nosotros podíamos ir a México, pero hay gente que no, porque no pueden regresar…. Y cuando el hospital te cierra la puerta, eso es terrible.

Para los representantes de esta organización, su apoyo es clave.

“Para nosotros es importantísimo, fundamental, que personas como Rosie se unan a nosotros… Que se identifique con este problema porque son muchos inmigrantes que lleguen acá y no pueden pagar un seguro. Y tenemos muchos casos que son residentes pero que no califican porque ganan más del límite establecido, pero no lo suficiente para pagar por un seguro. Es gente trabajadora, que hacen el trabajo más pesado y son lo que menos tienen”, aseguró Karla Terrazas, directora de la Fundación CSF.