Mentiras de un periodista

Seis meses sin paga no es un castigo apropiado, los ejecutivos de NBC deberían hacer una pesquisa interna
Sigue a El Diario NY en Facebook
Mentiras de un periodista
Usuarios de redes sociales se han burlado de la supuesta mala memoria de Williams.
Foto: Twitter

Un periodista no tiene la opción de mirar a la información en forma subjetiva. Tampoco puede penetrarla para analizarla y ponerle un punto de vista personal. El periodista ve a la realidad en forma objetiva. Su labor es informar lo que ve –a pesar de la crudeza de la información— y nunca caer en los vejámenes de la corrupción informativa.

Brian Williams, presentador de la cadena de televisión NBC, cayó por su propio peso y su ego incontrolable. En su momento de fama, sintió que tenía todo el poder que le ofrecía su cadena informativa y creyó que podía manipular la verdad.

Más de 10 años atrás, durante el conflicto de Irak, Williams reportó indebidamente que el helicóptero militar, en el cual se desplazaba, había sido disparado por las fuerzas enemigas, creándole daños en el fuselaje. De acuerdo a su versión, la aeronave tuvo que aterrizar abruptamente.

Hoy se comprobó que la realidad era otra. Williams sí estuvo viajando con un convoy estadounidense en pleno desenlace de la guerra, pero su helicóptero nunca fue averiado por una granada enemiga.

Una vez comprobado la falsedad de su información, los trapitos sucios empezaron a relucir.

En otro incidente, durante la penosa tragedia del huracán Katrina en New Orleans, Williams informó desde la ventana de su hotel que había visto como un cadáver era arrastrado por las aguas caudalosas del huracán infernal. Williams estaba hospedado en el lujoso Ritz-Carlton, el cual estaba ubicado dentro de la comunidad francesa, donde no hubo inundaciones de gran alcance ni mucho menos ríos de agua.

Lo triste es que su cadena televisiva nunca cuestionó el comportamiento de Williams, ni mucho menos lo sancionó en el momento preciso. No se sabe si los productores de información supieron de sus mentiras. Puede haber una probabilidad, pero es muy difícil de comprobar.

Por el contrario, sus jefes trataron de crear un ícono televisivo para incrementar sus ratings.

Hoy, la cadena NBC sancionó a Williams con seis meses sin paga. No es un castigo apropiado. Si realmente quieren limpiar toda esa inmundicia que se formó a su alrededor, los ejecutivos de NBC deberían empezar una investigación interna para limpiar con todos aquellos que promovieron la manipulación de la verdad.

En el momento que un periodista adquiere su “cartón” profesional hace un juramento implícito de “decir toda la verdad y nada más que la verdad”. Su deber es darnos a conocer la realidad de nuestra sociedad y la de otras regionesdel mundo en forma objetiva. Nunca debe entremezclarla con su opinión personal, mucho menos decirnos mentiras