Tu alma gemela te está esperando

Experto asegura que cuando encuentras a la pareja correcta no sólo descubres que el amor profundo es posible, sino que es inevitable
Sigue a El Diario NY en Facebook
Tu alma gemela te está esperando
No eres tú quien elige la relación, sino que la relación te elige a ti. El primer encuentro no es más que el descubrimiento de una conexión ya existente.
Foto: Shutterstock

Cuando su relación de 20 años terminó en divorcio, Troy Pummill, consultor de protocolos de internet, decidió darle al amor una segunda oportunidad.

Fue entonces que el empresario de Silicón Valley comenzó a interiorizarse en la manera en que la gente busca pareja, y en la dinámica de las relaciones sentimentales.

“Me di cuenta de que todo lo que creía saber sobre las relaciones estaba equivocado. Después de dos horas de mi primera cita, conocía más a la persona que tenía enfrente, que a mi exesposa, después de 20 años de matrimonio”, recordó Pummill, autor de “The Mirror Effect” (El efecto espejo) y creador junto a su actual esposa Judy Day, del sitio Magical Matches. “El problema es que buscamos amor de la manera equivocada”, agregó.

Pummill descubrió que lo que necesitaba era encontrar a “su melliza”, a alguien con quien poder establecer una relación profunda, libre de fricciones y esfuerzos. “Cuando estás con la persona indicada, la relación progresa de manera natural, no requiere trabajo extra”, aseguró el autor.

Pummill explicó que la manera en que encaramos las relaciones sentimentales tiene sus raíces en los años 50, pero que en la actualidad la gente se relaciona de otro modo, y por ello, el viejo paradigma ya no funciona.

“En los años 50, las personas buscaban seguridad en su pareja, y basaban la relación en lo que yo llamo las tres A: Aceptación, Apreciación y Adaptación”, explicó. Muchas personas inician relaciones creyendo que con el tiempo podrán cambiar a su pareja, pero no es así. “Por algo, el 50% de los matrimonios termina en divorcio”, señaló. “Nos casamos por nuestras similitudes, pero nos separamos por nuestras diferencias”, indicó.

Muchas personas que buscan pareja se embarcan en una serie de citas infructuosas y terminan desilusionadas y frustradas, sin esperanzas de encontrar al amor de su vida. Sin embargo, Pummill y Day aseguran que sí es posible encontrar el alma gemela.

“Cuando encuentras a tu pareja, lo sientes desde un principio y no tienes dudas. Nosotros nos enamoramos en la primera cita y a los dos meses ya estábamos comprometidos”, aseguró la feliz pareja.

“La gente recibe más entrenamiento para aprender a manejar que para encontrar a la pareja indicada”, comentó Day. Pummill dio el ejemplo de alguien que quiere cruzar un lago y va saltando de piedra en piedra. Para cuando llega a la otra orilla está mojado y se pasa el resto del tiempo tratándose de secar.

“Algunas personas no tienen un plan específico, no están seguras de lo que están buscando, y después de casarse se pasan la relación entera tratando de repararla ‘secándose los pies’. Encontrar a tu alma gemela, en cambio, es como si construyeras un puente y cruzaras el lago sin mojarte”.

Estos son algunos consejos basados en el “Efecto espejo” que te ayudarán a encontrar al reflejo de tu corazón:

* Antes de crear un perfil y comenzar el proceso de citas, necesitas plantearte realmente quién eres, cuáles son tus aspiraciones, sueños y tus perspectivas de vida.

* Según el viejo paradigma, las relaciones son una mezcla de amor y de trabajo en la pareja. Pero esta manera de pensar es lo que ha llevado a que en la actualidad el 50% de los matrimonios terminen en divorcio. La regla número uno del Efecto Espejo dice que si la relación requiere trabajo, estás en la relación equivocada. Las relaciones de amor profundas no requieren esfuerzo. Si hay fricción, deja la relación.

* Deja los juegos de lado. “¿Debo besarlo en la primera cita? ¿Cuántos días necesito dejar pasar antes de volver a llamar?” Según Pummill, cuando conoces a la persona indicada no necesitas plantearte este tipo de cosas, porque ambos están ansiosos por volverse a encontrar.

*No eliges la relación, la relación te elige a ti. La primera cita no es otra cosa que el descubrimiento de una conexión ya existente.

* Cuando conoces a tu alma gemela, recuperas la fe y esperanza. No sólo descubres que el amor profundo es posible, sino que es inevitable.