Johan Santana se juega la última opción de un regreso

El lanzador zurdo venezolano recibe oportunidad con los Azulejos de Toronto
Johan Santana se juega la última opción de un regreso
Johan Santana combinó grandes momentos de su carrera entre Mellizos y Mets, ahora intenta regresar aprovechando la oportunidad de los Azulejos de Toronto.
Foto: GETTY IMAGES

SERVICIOS COMBINADOS

DUNEDIN, Florida

Para los Azulejos de Toronto es la vieja fórmula de mucho que ganar y nada que perder. Johan Santana llega con contrato de Liga Menor y con la posibilidad de que si recupera algo de su forma puede a los 36 años dar algo a los pajarracos azules. Para el lanzador, el planteamiento es todavía más simple: todo que ganar y nada que perder.

Está medio retirado del béisbol por sus achaques físicos y el sueño de intentarlo no le cuesta nada y no se lo quita nadie.

Así se arreglaron Santana y los directivos de Toronto para echar a andar la posibilidad de recuperar al zurdo tovareño.

Los Azulejos no esperan que Johan Santana, ganador de dos premios Cy Young, esté listo para el comienzo de la temporada regular. Pero el venezolano pronto tendría la oportunidad de competir por un puesto en la rotación de Toronto. El busca eso.

Los Azulejos firmaron a Santana a un contrato de liga menor que incluye una invitación a los entrenamientos del equipo grande.

El oriundo de Tovar, quien no lanza en Grandes Ligas desde el 2012, ha sido operado dos veces del hombro de lanzar. El año pasado, sufrió un desgarre en el tendón de Aquiles del pie izquierdo.

Varios escuchas de los Azulejos observaron a Santana este invierno en la Liga de Venezuela.

“Para nosotros, es obvio que no hay riesgos de pérdida con ninguno de los jugadores que firmamos a contratos de liga menor”, dijo el gerente general del club, Alex Anthopoulos.

“Lo vimos durante el invierno. Se veía bien. Apenas está comenzando su programa de tiros, así que es poco probable que esté listo para el Día Inaugural”.

Santana ganará US$2.5 millones si hace el equipo grande, pero el contrato incluye varios bonos que dependen de cuántas aperturas haga y cuánto tiempo permanezca en el roster activo. Se cree que es la primera vez que Anthopoulos incluye incentivos en un contrato.

Como no puede ser de otra manera, Santana viste un optimismo invencible.

Siempre soy optimista en lo que hago y pienso”, comentó Santana. “Nunca me rindo. El año pasado estuve cerca y todo iba bien. Desafortunadamente sucedió otra cosa que no tuvo nada que ver con mi brazo. Ahora tengo que volver”.

Es más fácil decirlo que hacerlo para Santana, alguna vez temido por los bateadores debido a su devastador cambio de velocidad y su recta arriba de las 90 millas por hora

eldiariony.com