Mitos y realidades

@YurinaMelara

Hay mucha información, a veces contradictoria, sobre el sarampión y la vacuna MMR, pero ¿qué es mito? ¿Qué es realidad? Entrevistamos al Dr. Glenn Flennelly, director del departamento pediátrico de la Escuela de Medicina Rutgers de la Universidad Estatal de Nueva Jersey, para que aclare la situación

Mito 1: El sarampión es una enfermedad de la niñez.

Realidad: El 60% de los casos actuales son en adultos.

Mito 2: El sarampión no es una enfermedad grave.

Realidad: los bebés menores de un año y todas las personas con padecimientos inmunológicos están en riesgo de morir o desarrollar complicaciones. 1 de cada 1,000 niños puede morir por complicaciones de sarampión.

Se estima que anualmente el sarampión mata a más de 160,000 personas alrededor del mundo, principalmente en países pobres. Antes de que una vacuna estuviera disponible, cientos de niños morían en EEUU. Además de la muerte, esta enfermedad puede ocasionar serias complicaciones de salud como daños neurológicos permanentes.

Mito 3: la vacuna MMR causa autismo u otras enfermedades.

Realidad: No hay ninguna prueba científica que compruebe que esta vacuna cause autismo o alguna otra enfermedad. Sólo 1 en cada 1 millón de niños puede desarrollar una reacción alérgica a la vacuna en contra del sarampión, paperas y rubiola (MMR).

“Es la decisión de los padres no vacunar a sus hijos. Pero al no hacerlo ponen en peligro la vida de otras personas que no pueden recibir la vacuna como por ejemplo los bebés menores de un año y las mujeres embarazadas”, agregó el Dr. Flennelly.

Mito 4: La administración de más de una vacuna puede aumentar en los niños el riesgo de efectos secundarios nocivos, que a su vez pueden sobrecargar su sistema inmunitario.

Realidad: Las pruebas científicas revelan que la administración simultánea de varias vacunas no conlleva ningún efecto secundario sobre el sistema inmunológico del niño