Aston Martin develó su original SUV en Ginebra

El concepto DBX es eléctrico y mantiene la imagen exclusiva de la marca
Aston Martin develó su original SUV en Ginebra
Aston Martin busca incrementar sus ventas sin perder exclusividad.
Foto: Aston Martin

Aston Martin dio a conocer un SUV que apela a las mujeres y los compradores de mercados emergentes. El concepto DBX all-wheel-drive, que debutó en el Auto Show de Ginebra, está equipado con motores eléctricos y grandes ruedas, faros estrechos y una parrilla abierta.

Mientras que el vehículo no está listo para la venta, Aston Martin planea agregar un crossover en una desviación de su línea de coupés deportivos como el Vanquish.

“El concepto de DBX es más que una reflexión inicial para nosotros y para nuestros clientes -afirmó el presidente ejecutivo Andy Palmer-. Estamos entrando en una nueva categoría para nosotros”.

El movimiento de Aston Martin es parte de una oleada de SUVs de élite, con marcas de alta gama que responden a la demanda de los consumidores ricos en China y otros mercados emergentes, donde los autos deportivos son menos populares.

Bentley presentará el Bentayga a finales de este año, el SUV más lujoso y caro del mundo. Maserati está terminando de dar unos toques a su nuevo Levante, y Jaguar comenzará a vender su primer crossover, el F-PACE, en 2016. Todos están siguiendo Porsche, que ahora vende más SUVs que autos deportivos.

La expansión también es clave para Aston Martin, que tiene como objetivo impulsar las ventas a 7,000 vehículos al año para el 2021 de alrededor de los 4,000 que vende ahora. Pero Palmer dijo que la empresa no quiere más volumen para proteger su exclusividad.

Aston Martin es una de las pocas marcas globales de lujo que no es parte de un grupo más grande: Porsche, Bentley y Lamborghini son parte de Volkswagen, BMW tiene a Rolls-Royce y Fiat Chrysler posee a Maserati.

Aston Martin es controlada por la firma de capital privado italiano Investindustrial, con las empresas kuwaitíes Investment Dar y Adeem Investment Co. entre sus otros accionistas principales. Palmer dijo que la estructura accionaria de la empresa es estable y que la compañía tiene la intención de continuar independiente.

Se espera que el Aston Martin siga quemando dinero en efectivo en 2015 y en 2016 en el desarrollo de nuevos modelos. La estrategia del fabricante de automóviles del Reino Unido se centra en reformar la tecnología que sustenta sus vehículos hechos a mano.

Somos una empresa pequeña y no nos podemos permitir todo lo que la tecnología requiere hoy día en la industria”, dijo Palmer.