Guatemaltecos de L.A. no se conforman con nuevo cónsul

Por su parte, el nuevo cónsul asegura que las acusaciones en su contra son "infundadas"
Guatemaltecos de L.A. no se conforman con nuevo cónsul
Francisco Cuevas asumió el cargo de cónsul de Guatemala en Los Ángeles el pasado 23 de febrero.
Foto: Captura YouTube

@alvaradoisa

A un grupo de activistas guatemaltecos le preocupa que en contra del nuevo cónsul de ese país en Los Ángeles, Francisco Cuevas, pendan acusaciones por malos manejos de recursos públicos.

Cuevas, quien fue vocero del presidente Otto Pérez Molina y corresponsal de la cadena Televisa, asumió el cargo el pasado 23 de febrero, tras la salida de Pablo García, ahora embajador en Venezuela.

Pero Cuevas dijo a La Opinión que se trata de ataques políticos e infundados que provienen de los opositores de Pérez Molina. “Si hubiese algo judicial yo no hubiese podido asumir”, aseguró.

La prensa guatemalteca cita que Cuevas es señalado por supuesto desvío de fondos cuando era titular de la Secretaría de Comunicaciones del gobierno de Pérez, de enero de 2012 a noviembre de 2014. Reportes periodísticos indican que éste aumentó indebidamente los gastos de publicidad y aceptó la participación de empresas fantasmas en contratos gubernamentales. Incluso reclaman que él habría operado una oficina que se dedicaba a espiar periodistas y opositores.

LEE ADEMÁS:

Biden viaja a Centroamérica, pero sin fondos

Departamento de Estado: Familias centroamericanas no deben temer

Autoridades anticipan nueva oleada de niños centroamericanos a EEUU

Cuevas renunció al cargo a finales del año pasado argumentando problemas de salud.

“Es una persona que tiene un récord muy feo”, dijo Luis Alvarado, integrante del Comité de Huelga de Dolores. “En todos los puestos en que ha estado han quedado faltantes de millones de quetzales”.

Para Juan Varías, dirigente de la Unión de Guatemaltecos Emigrantes (UGE), el nombramiento de Cuevas es “preocupante” por la cantidad de ingresos que se generan en ese consulado.

Por su parte, Walter Batres, miembro de la Mesa Comunitaria Guatemalteca, teme lo peor con la llegada de Cuevas. “Hay señalamientos de malos manejos, pero nunca se ha aclarado nada porque hay mucha impunidad en mi país”, comentó.

El nuevo cónsul aclaró que antes de asumir el puesto se extendió un reporte del manejo de su gestión y subrayó que no hay ningún proceso legal en su contra. “Quien ha dicho eso es un diputado de oposición. En todo caso si hubiese algo tendrá que ir a los tribunales”, dijo a La Opinión.

Cuevas, de 51 años, aseguró que trae la mejor disposición de ayudar a sus paisanos y recalcó que a pesar no ser un diplomático él conoció los problemas de los inmigrantes en su larga carrera como periodista. “Aquí la prioridad desde que asumí es el guatemalteco y haremos nuestro mejor esfuerzo”, señaló.

El funcionario dijo que ya se amplió el horario de servicios del consulado, que ya visitó a detenidos en la frontera, que planea abrir la atención telefónica y que pretende acercarse a los líderes comunitarios.

“Será el tiempo el que diga si fui un cónsul eficiente o ineficiente”, concluyó.