Colombia suspende bombardeos contra las FARC por un mes

En respuesta al alto el fuego unilateral e indefinido que esa guerrilla mantiene desde el pasado 20 de diciembre

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ordenó a las Fuerzas Militares la suspensión de bombardeos durante un mes contra los campamentos de las FARC en respuesta al alto el fuego unilateral e indefinido que esa guerrilla mantiene desde el pasado 20 de diciembre.

“Para impulsar el desescalamiento del conflicto, he decidido dar la orden al ministro de Defensa y a los comandantes militares de cesar los bombardeos sobre los campamentos de las FARC durante un mes”, dijo el mandatario una alocución al país.

Al ordenar el cese temporal de los bombardeos el Gobierno da también un paso hacia el llamado “desescalamiento” del conflicto, una fase que más adelante debe desembocar en el cese el fuego bilateral definitivo, que será la coronación de un acuerdo de paz.

Para tranquilizar a quienes consideran que la suspensión de los bombardeos supone dar una ventaja militar, el presidente aclaró que al cabo de ese primer mes se hará una nueva revisión del cumplimiento del cese unilateral por parte de las FARC “y de acuerdo con sus resultados, decidiremos si continuamos con esa medida”.

Los ataques de la Fuerza Aérea y la Aviación del Ejército han sido fundamentales en la estrategia para debilitar a esa guerrilla, y con esa táctica cayeron en los últimos años importantes miembros de las FARC como quienes fueran sus número uno y dos, alias “Alfonso Cano” y “Raúl Reyes”, respectivamente.

También murieron en bombardeos el jefe militar de las FARC, alias “Mono Jojoy” o temidos jefes de frente como alias “Martín Caballero” y “El Negro Acacio“, así como numerosos guerrilleros rasos.

“La fuerza pública seguirá cumpliendo su obligación de proteger a todos los colombianos y no va a descuidar un solo centímetro de nuestro territorio”, enfatizó Santos al advertir que, en caso de que se detecte una “amenaza inminente” sobre una población por parte de las FARC, el Gobierno no se abstendrá de retomar los ataques aéreos.

La suspensión de los bombardeos no significa tampoco que no se puedan presentar enfrentamientos con las FARC durante operaciones de patrullaje y de control militar del territorio, porque “esas son las reglas de juego” ya que las partes acordaron negociar en medio de la guerra.

Una estrategia diferente presentó el jefe de Estado contra el ELN, que en los últimos meses ha intensificado sus acciones armadas principalmente en el noreste del país al tiempo que sus líderes aseguran estar dispuestos a iniciar con el Gobierno un diálogo de paz similar al de las FARC.

Esta organización (ELN), en lugar de entrar en sintonía con el desescalamiento y la búsqueda de la paz, ha continuado, y hasta incrementado, sus actividades delictivas. Por esa razón, vamos a intensificar nuestras operaciones militares y de policía en su contra”, manifestó.

El mandatario fue claro al señalar que “la suspensión de bombardeos a campamentos de las FARC en nada afecta las operaciones en contra del ELN”, del que dijo que espera que no pierda “el tren de la paz”.

Para reafirmar su empeño de terminar el conflicto armado, el presidente anunció la creación de una “Comisión Asesora para la Paz” integrada por representantes de diferentes vertientes políticas, empresarios, exmilitares, sindicalistas, exguerrilleros, religiosos y líderes sociales en la que según dijo, también tendrá cabida la oposición.