USCIS justifica permisos de tres años a dreamers

Se otorgaron a unos 100 mil jóvenes que renovaron DACA
USCIS justifica permisos de tres años a dreamers
Los permisos se emitieron únicamente a los beneficiarios del DACA de 2012.
Foto: Archivo

Los permisos de trabajo por tres años que recibieron unos 100 mil “dreamers” amparados al programa de “acción diferida” de 2012, antes de que el juez federal Andrew Hanen frenase temporalmente los alivios migratorios, estaban autorizados tanto para los nuevos solicitantes como para quienes renovaron sus papeles dentro de ese programa.

En entrevista con este diario, el director de la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), León Rodríguez, explicó que estos permisos se emitieron únicamente a los beneficiarios del DACA de 2012, pero desde el fallo de Hanen el pasado 16 de febrero, su agencia sólo está otorgando permisos de estancia y trabajo por dos años bajo las guías del programa original.

Rodríguez, quien evitó comentar sobre el litigio en curso en contra de los alivios migratorios, aseguró que USCIS “continúa educando al público” sobre el DACA lanzado en 2012, que ha beneficiado a más de 600,000 dreamers”.

Hanen sólo frenó los alivios migratorios anunciados por el presidente Barack Obama el pasado 20 de noviembre y dejó intacto el DACA de 2012.

Pero los estados demandantes argumentan que la Administración Obama engañó al juez porque empezó a emitir los permisos antes de la fecha formal del lanzamiento de la extensión del “DACA” el pasado 18 de febrero.

LEA TAMBIÉN:

Gobierno evalúa llevar batalla legal sobre Alivios Migratorios a otro tribunal

El juez Hanen, los alivios migratorios y qué pasará el lunes

Hispana enfrenta a Jeb Bush sobre DACA y DAPA

Pero USCIS solo cumplía con las instrucciones contenidas en este memorándum del secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, que ordenó a USCIS comenzar a emitir los permisos a partir del pasado 24 de noviembre.

Los permisos de tres años “aplican tanto para los nuevos solicitantes como para los que renuevan” sus papeles, según explica el documento.

Sin opinar sobre el desenlace del litigio ante el tribunal federal en Brownsville (Texas), Rodríguez señaló que el Departamento de Justicia informó al tribunal sobre los permisos que USCIS emitió antes del fallo del pasado 16 de febrero.

Por ahora, la extensión del DACA y otro programa similar para adultos conocido en inglés como DAPA han quedado suspendidos por orden de Hanen, a la espera de la resolución de la demanda de 26 estados que buscan eliminar los alivios migratorios para siempre.

Los “dreamers” que aún no han solicitado, o no han renovado sus permisos bajo el DACA de 2012, deben hacerlo sin temor porque el gobierno sigue procesando esos trámites, según aseguró Rodríguez.

“Si hay un cambio en el estatus del fallo, USCIS consultará con el Departamento de Justicia para determinar cuál será el rumbo de acción adecuada”, enfatizó Rodríguez.

“Estamos continuando nuestro acercamiento con otras partes interesadas, representantes de gobiernos locales y estatales, organizaciones comunitarias y religiosas, y el público en general para promover” los servicios de USCIS, agregó.

Aparte de la continua implementación del DACA original, la oficina de Rodríguez también está inmersa en una campaña para facilitar el proceso de naturalización de inmigrantes elegibles, incluyendo la creación de un sistema para aceptar tarjetas de crédito como opción de pago para las cuotas.

Los “Dreamers” que aún no han solicitado, o no han renovado sus permisos bajo el programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, deben hacerlo sin temor porque el gobierno sigue procesando esos trámites, según aseguró este miércoles el director de la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), León Rodríguez.

“Si hay un cambio en el estatus del fallo, USCIS consultará con el Departamento de Justicia para determinar cuál será el rumbo de acción adecuada”, enfatizó Rodríguez.

Estamos continuando nuestro acercamiento con otras partes interesadas, representantes de gobiernos locales y estatales, organizaciones comunitarias y religiosas, y el público en general para promover” los servicios de USCIS, agregó.

Aparte de la continua implementación del DACA original, la oficina de Rodríguez también está inmersa en una campaña para facilitar el proceso de naturalización de inmigrantes elegibles, incluyendo la creación de un sistema para aceptar tarjetas de crédito como opción de pago para las cuotas.

Alrededor de la web