Oficiales baleados en Ferguson salen del hospital

Policía ofrece recompensa de $10,000 por información que ayude a la detención de los responsables
Oficiales baleados en Ferguson salen del hospital
Personas participan en una vigilia cerca a la estación de policía de Ferguson donde dos policías fueron baleados.
Foto: Archivo

Los dos oficiales de la policía tiroteados en medio de las protestas en Ferguson, Missouri, fueron dados de alta, informó este viernes el Post-Dispatch.

La balacera en la que se vieron involucrados los oficiales ocurrió la madrugada del jueves frente al Departamento de Policía de Ferguson, ciudad donde, en agosto pasado, murió el joven afroamericano Michael Brown a manos del policía blanco Darren Wilson.

Los agentes recibieron tratamiento en el hospital Barnes-Jewish de la ciudad de St. Louis por “heridas graves”, según explicó en inicio Jon Belmar, jefe de Policía del condado de St. Louis, donde ubica la ciudad. Una de las víctimas, de 41 años, pertenece a ese cuerpo policial y fue herido en el hombro. El otro, labora en la ciudad de Webster Groves, en el mismo condado, tiene 32 años y fue impactado en la cara. A pesar de que fue enviado a su casa, la bala que lo hirió permanece incrustada debajo de su oreja derecha, según el referido periódico.

Entrada la noche del jueves, las autoridades entrevistaban a varias personas en relación con los hechos, pero no se han realizado arrestos.

Crime Stoppers ofreció una recompensa de $10,000 por información que ayude al arresto de los sospechosos del incidente.

A esta cantidad se suman $3,000 ofrecidos por los representantes William Lacy Clay (D-St. Louis) y Emanuel Cleaver (D-Kansas City).

Ayer, también se realizó una vigilia por la salud de los oficiales, encabezada por la reverendo Traci D. Blackmon, de Christ the King United Church of Christ.

La religiosa favoreció la continuación de las manifestaciones a pesar del ataque a los policías.

“Doscientos días después, seguimos de pie”, indicó Blackmon. “No nos podemos mover y no nos rendiremos”, agregó.

Previamente, junto a un grupo de miembros de su iglesia, Blackmon condenó el crimen y argumentó que los pistoleros no forman parte del grupo de manifestantes.

Este viernes, las protestas continuaban en Ferguson, pero con menos afluencia de participantes y sin altercados.

LEE TAMBIÉN:

Dos policías heridos por tiroteo en Ferguson

Ferguson: Jefe de Policía dice que ataque contra agentes fue emboscada

Confirman renuncia de jefe de la policía de Ferguson