Cámara da oxígeno a doctores que ven a pacientes con Medicare

Aprueba medida de $214,000 millones para evitar recorte en el pago que reciben por beneficiario
Cámara da oxígeno a doctores que ven a pacientes con Medicare
El Medicare da cobertura médica a 48 millones de estadounidenses.
Foto: Archivo

Washington, DC – Con una inusitada armonía, la Cámara de Representantes aprobó este jueves una medida que establece una nueva fórmula para pagarle a los doctores que ven a pacientes con Medicare, poniendo fin a un problema que ha acosado al sistema de salud de la nación durante más de una década.

Esta es la primera gran reforma del sistema de “Medicare” en casi 20 años.

La medida de $214 mil millones, que cuenta con el apoyo de la Casa Blanca y una amplia coalición de grupos cívicos, fue aprobada con 392 votos a favor y 37 en contra, pero aún tiene que ser aprobada por el Senado para convertirse en ley. De no aprobarse, los doctores que aceptan “Medicare” enfrentan recortes en sus pagos del gobierno federal por alrededor del 21% a partir del próximo 1 de abril.

“El beneficio más grande de esta medida es que más médicos primarios tomarán a nuestros pacientes, porque no tendrán encima la amenaza de que el gobierno les recorte sus reembolsos”, explicó a este diario Elmer Huerta, especialista en oncología y salud pública en MedStar Washington Hospital Center.

“Tengo colegas latinos que, como muchos otros médicos, habían dejado el Medicare por ese problema. Eso se corrigió con esta medida”, agregó.

La medida sirve de bálsamo a la acritud que normalmente impera en el Congreso y ayuda a fortalecer “Obamacare”, que hace hincapié en la ampliación de los servicios de salud preventivos.

El “Medicare”, creado en 1965, da cobertura médica a 48 millones de personas mayores de 65 años o que viven con discapacidades.

LEA ADEMÁS:

Latinos preocupados por el costo del seguro

Obamacare ha sido positiva

Obamacare logra capear la guillotina republicana

Afiliados a Obamacare podrían superar los 12 millones

La medida elimina un ejercicio anual, que data de 1997, en el que el Congreso elaboraba la fórmula para reembolsar a los médicos. A veces los recortes eran profundos o arbitrarios, y muchos médicos abandonaban el plan, obligando a miles de pacientes, especialmente a ancianos, a buscar tratamiento en otro consultorio.

Por falta de consenso, el Congreso sólo puso parches al problema del pago de los médicos en 17 ocasiones.

La medida preserva el Programa de Seguro de Salud para Niños (CHIP, en inglés), que ayuda a ocho millones de niños pobres, aprobando sus fondos hasta septiembre de 2017; autoriza fondos para 1,300 centros de salud comunitarios para gente pobre, y extiende el popular programa “QI” para la cobertura médica de ancianos y el Programa de Asistencia Médica Transicional para familias pobres.

Pero la medida es una píldora amarga para muchos conservadores, que se quejan de que su alto costo en la próxima década sólo agravará el déficit.

Según la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), del costo total, $141,000 millones se financiarán con un aumento del déficit, y el resto con aumentos en las cuotas para ciertos beneficiarios de “Medicare”, y recortes a asilos de ancianos, hospitales y otros proveedores.

Alianza de ganadores

Este triunfo se logró en buena parte por el intenso cabildeo de la Asociación Médica Estadounidense (AMA, en inglés) y de decenas de sindicatos y grupos cívicos en todo EEUU, que ahora celebran el voto.

“Urgimos al Senado a que actúe de forma expedita para aprobar esta medida y enviarla al despacho del presidente Obama” antes de fin de mes“, dijo Robert M. Wah, presidente de la AMA.

El Senado intenta resolver desacuerdos en torno a restricciones al aborto en clínicas comunitarias.

Al conmemorar el miércoles el quinto aniversario de “Obamacare”, el mandatario estadounidense dijo que ya tiene su pluma lista para firmar la ley de “Medicare”.

La Casa Blanca aseguró la medida promoverá un mejor cuidado médico, el uso eficaz de fondos públicos y, sobre todo, “gente más saludable”.

La raíz del problema

Una disposición de topes de costos fue impuesta tras una ley de 1997 para reducir el déficit de Medicare. Con el Medicare, la atención del paciente ambulatorio es financiada un 25% con primas de beneficiarios y el 75% del tesoro federal.

• Tiene derecho a hacer uso de beneficios de Seguro Social.

• Tiene derecho a hacer uso de jubilación ferroviaria.

• Usted trabajó por un importe mínimo de tiempo en un trabajo del gobierno durante el cual los pagos se hicieron en su nombre en Medicare.

• Si su cónyuge (esposo/esposa), que viven, enfermos o divorciados, reunió cualquiera de los criterios anteriores