Encuentran vínculo entre diabetes gestacional y autismo

Hay relación entre los niveles de azúcar en la sangre de la madre embarazada con niños con autismo
Encuentran vínculo entre diabetes gestacional y autismo
La diabetes gestacional es un riesgo para la madre y el bebé.

¿Qué relación hay entre la diabetes gestacional y el desarrollo de autismo en los menores?

Según una investigación de Kaiser Permanente los niños expuestos a diabetes gestacional antes de la semana 26 de embarazo, tienen un 63% más de probabilidades de ser diagnosticados con autismo.

La diabetes gestacional es la presencia alta de azúcar en la sangre de las mujeres y que empieza o se diagnostica por primera vez durante el embarazo.

Mayra Martínez, investigadora del Departamento de Investigación y Evaluación de Kaiser Permanente del Sur de California, explicó que se analizó los récords electrónicos de unos 322,000 niños de diferentes grupos étnicos y se encontró una relación directa entre los niveles de azúcar en la sangre de la madre, con el desarrollo de autismo en los menores.

“No se puede decir por qué sucede esto. No se puede decir que la diabetes gestacional conduce al autismo, sino que hay una relación entre el nivel de azúcar en la sangre de la madre y el impacto en el desarrollo del niño”, explicó Martínez.

El autismo es un trastorno neurológico complejo que se diagnostica dentro de un espectro de diferentes síntomas y severidad. Es común que el diagnostico se haga alrededor de los tres años de edad.

Este reporte examinó los récords médicos de los niños nacidos entre enero de 1995 a diciembre del 2009 en los hospitales de Kaiser Permanente del sur de California.

Los investigadores siguieron el desarrollo de los bebés hasta que tuvieron cinco años y medio de edad.

“La exposición del feto a hiperglucemia (azúcar alta) maternal puede tener un efecto a largo plazo en el desarrollo de los órganos y su función, pero no es tan claro si puede interrumpir el desarrollo del cerebro e incrementar el riesgo de desarrollar desórdenes neuroconductual”, manifestó Anny H. Xiang, investigadora principal del estudio.

El estudio también encontró que los hijos de las madres que desarrollan diabetes gestacional después de la semana 26 no tienen un riesgo mayor de autismo.

“Los estudios futuros deberían abordar si un diagnosis y tratamiento temprano de la diabetes gestacional puede reducir el riesgo de autismo”, acotó Xiang.

Actualmente 1 de cada 68 niños en Estados Unidos padecen de autismo, siendo cuatro veces más frecuente en varones que en hembras, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

El autismo se presenta en cualquier grupo racial, étnico y social, y se caracteriza por afectar la capacidad de la persona para comunicarse y relacionarse con otros.

?>