Quinto día sin luz al final del túnel en el caso Etan Patz

El jurado en el caso contra Pedro Hernández pide volver a ver pruebas y escuchar testimonios en el caso que lleva once semanas
Quinto día sin luz al final del túnel en el caso Etan Patz
Archivo

En el quinto día de deliberaciones por el caso contra Pedro Hernández, el jurado continúa hurgando en pistas y testimonios revisados semanas atrás y pidiendo al juez la definición de términos jurídicos. Sobre sus hombros pesa un caso sobre el que no hay evidencia y en el que hubo errores en la recolección de la confesión del acusado en mayo de 2012.

El juez Maxwell Wiley debió la mañana del martes leer la definición del concepto de “evidencia circunstancial”, sin la cual, “la posibilidad de que haya una confesión no sea suficiente  sin que haya evidencia”, como ocurre en el caso.

“Ustedes tienen que analizar las circunstancias, las evidencias y tiene que usar la lógica y el sentido común para llegar a sus conclusiones” dijo el juez con voz suave al jurado que asiste al caso desde el 31 de enero.

Entre las últimas pruebas que el jurado ha pedido ver se cuentan los diagramas sobre cómo era la bodega donde la Fiscalía dice que Hernández estranguló y metió en una caja a Etan Patz el 25 de mayo de 1979, y además del lugar donde quedaban unas las escaleras hacia un callejón donde  en 2012 confesó que había abandonado la caja. Tal lugar resultó ser una panadería y no se registraron cambios estructurales en la arquitectura de la zona.

También el jurado pidió los registros académicos de Pedro Hernández cuando cursaba el bachillerato, para analizar su capacidad intelectual de entonces.

El jurado deberá decidir sobre la culpabilidad de Hernández en los tres cargos que enfrenta: asesinato en segundo grado, homicidio doloso y secuestro.

Si el jurado determina que Hernández mató deliberadamente a Patz, entonces será convicto por el cargo de homicidio en segundo grado, pero si el panel decide que la muerte del pequeño fue como resultado de sus acciones durante el curso del secuestro, entonces será hallado culpable de homicidio doloso.

Cada uno de los tres cargos tiene una pena de entre 25 años a prisión de por vida.

El lunes el jurado pidió ver el reporte del clima del día de la desaparición de Etan Patz de seis años.

Hernández dijo en su confesión de 2012 que ese día el clima era cálido, pero luego se demostró que el día fue frío, algo extraño en esa temporada del año

La defensa de Hernández ha argumentado durante todo el juicio que su cliente tiene deficiencias mentales, sufre de alucinaciones y que su confesión fue forzada por los detectives.

El jurado de doce miembros recibió el martes almuerzo a domicilio en el recinto donde analiza el caso.