Chrissie Fit, el toque latino de Pitch Perfect 2

La actriz, orgullosa de sus raíces hispanas, nos habla de su participación en la secuela de las Barden Bellas
Chrissie Fit, el toque latino de Pitch Perfect 2
Chrissie Fit durante una actuación en Pitch Perfect 2.

La cubano-americana Chrissie Fit salta a la gran pantalla en Pitch Perfect 2, secuela del exitoso film sobre un grupo de canto a capella formado exclusivamente por chicas en sus años universitarios. Fit interpreta a Flo, estudiante recién llegada a las Barden Bellas en su año de intercambio desde un país de Centroamérica.

Pero claro, llegar a ser una “Bella” no es fácil. Fit recuerda lo nerviosa que estaba cuando llegó al primer casting y se encontró con Elizabeth Banks, directora, productora y también actriz en el film.

“No sabía que ella iba a estar presente. Hice la escena y después empecé a cantar Rolling in the Deep, de Adele. Cambié una parte a español, para que ella supiera que yo hablo en español, y en eso se me olvida la letra de la canción… Me frizé, hice un chiste y empecé de nuevo”, recuerda la actriz, para la que todo el proceso de casting fue como un “juego del espero”. Tuvo que esperar por una segunda audición más de un mes, en la que cantó At Last, de Etta James.

“Entonces Elizabeth Banks me dijo que tenía tiempo para improvisar, para decir lo que tenía que decir como mi personaje. Y ahí casi ni recuerdo lo que dije, porque estaba yo “en la zona”, pero se rieron y, como no me dio miedo, eso creo que fue lo que me ayudó a conseguir el papel, porque para esta película es muy importante saber improvisar, sobre todo con Rebel Wilson, que le gusta cambiar todo el rato el guion”, explica Fit desde su natal Miami.

En Pitch Perfect 2, que prácticamente es un musical, todas las canciones están cantadas por las propias actrices. La banda sonora podría convertirse en un éxito, como la de la primera entrega, que es uno de los discos más vendidos de los últimos años.

“Primero grabamos en el estudio y luego rodamos, porque bailamos mucho en la película y es un poco difícil cantar en vivo”, explica.

Sobre Elizabeth Banks

En el grupo de Bellas destacan de nuevo Anna Kendrick, Brittany Snow y Wilson, pero la relación con el resto del grupo no pudo ser mejor durante el rodaje.

“Los lunes íbamos al cuarto de una de las muchachas y veíamos The Bachelorette, comiendo chocolate, tomando vino y gritándole a la tele… era como si fuéramos todas hermanas”, cuenta.

Todas ellas se pusieron a las órdenes de Banks, que con Pitch Perfect 2 se estrenó como directora de un “largo”.

“Yo hubiera pensado que ella había dirigido 50 películas antes de ésta”, dice Fit. “Sabe hablar muy bien a los actores, porque ella es actriz. Y la atención en los detalles… ella es bien creativa. Nos dio la libertad de jugar con nuestros personajes e improvisar, pero a la vez nos ayudaba a ir por el buen camino. Seguro que no es la última película que va a dirigir”.

Un guiño a los “dreamers”

En un momento del film las chicas -a punto de graduarse-, cuenta dónde se ve cada una dentro de un par de años. El personaje de Fit, cuyo personaje pone el punto de realidad al grupo con comentarios sobre lo duro de su vida pasada, lo tiene claro: deportada.

“Eso no estaba en el guion”, explica. “Yo estoy muy orgullosa de ser latina y sé las cosas que están pasando, y no es justo, especialmente cuando hay unos estudiantes inteligentes en este país que están trabajando duro para avanzar en su vida”.

“Así que cuando me preguntaron cuál sería el futuro de mi personaje, les dije que la realidad es que cuando se le acabe la visa de estudiante, la van a deportar. Así que de ahí vino el chiste”, apunta.

“Si la gente se ríe, bien. Si no, al menos que hablen de ello, porque es algo que está pasando”.