El que ríe al último… ríe mejor

Los Clippers entraron al expediente de las grandes debacles en la historia del deporte
El que ríe al último… ríe mejor
Divertidos lucen los jugadores de los Suns que en 2006 remontaron una desventaja de 3-1 ante Lakers. /GETTY IMAGES

La debacle de ayer de los Clippers de Los Ángeles, al dejar escapar la serie de playoffs contra los Rockets de Houston después de tener una ventaja de 3-1,  se incorpora a una lista de catástrofes que han quedado marcadas en la historia del deporte.

Oilers de Houston

1993 playoffs

Es el déficit de puntos más grande que un equipo haya remontado en la historia de los playoffs en la NFL. Los entonces Oilers de Houston tenían una ventaja de 32 puntos sobre los Bills al término de la primera mitad, pero con su mariscal de campo sustituto, Frank  Reich,  Buffalo terminó por ganar el partido  41- 38 en tiempo extra.

Yankees de Nueva York

2004 playoffs

Nunca antes había sucedido hasta que los Medias Rojas lo hicieron en 2004.  Tras caer en los primeros tres juegos de la serie por el campeonato de la Liga Americana ante los Yankees, Boston ganó cuatro partidos en fila para llegar a la Serie Mundial en la que venció a los Cardenales de San Luis.

AC  Milan

2005 Final de Champions

Con un marcador de 3-0  a su favor al término del primer tiempo, parecía que el AC Milan se llevaría a casa el trofeo de la Champions. El cuadro italiano no contó con la garra del Liverpool que emparejó el marcador en la segunda parte para después adjudicarse el título en serie de penaltis.

 

Lakers

2006 Playoffs

Con Kobe Bryant en su época de plenitud era imposible pensar que los Lakers perderían la serie de playoffs que tenían 3-1 a su favor contra los Suns, pero el equipo de Phoenix renació de sus cenizas y terminó por ganar el séptimo juego   con un amplio margen de  31 puntos.

 

Clippers

2015 playoffs

Esta fue una doble debacle para el equipo de Los Ángeles. En el sexto partido de la serie contra Houston dejó escapar una ventaja de 19 puntos en el Staples Center y terminó por perder la serie que ganaba 3-1 al caer en casa de los Rockets en el séptimo juego.