Porqué el informe crediticio es tan importante

No se deje abrumar por historias de problemas con malos antecedentes crediticios y huellas de fraude imborrables

Guía de Regalos

Porqué el informe crediticio es tan importante
El informe de crédito es importante, pero no es una historia de terror.
Foto: Shutterstock

Su informe crediticio influye mucho sobre su posibilidad de obtener un préstamo hipotecario o de otro tipo, contratar una póliza de seguro, alquilar un inmueble o incluso conseguir un empleo. Unos pocos números pueden ayudarlo o perjudicarlo enormemente. Aquí le explicamos cómo buscar y mejorar esta herramienta clave para su vida financiera.

Probablemente su calificación crediticia haya sido asignada por Fair Isaac Corp. (FICO), y contempla aspectos de cinco categorías importantes: sus antecedentes de pago (35%), el importe de sus deudas (30%), la duración de su historial crediticio (15%), los nuevos créditos adquiridos (10%) y el tipo de crédito empleado (10%).

Su calificación oscila entre 300 y 850. Por lo general, una calificación de más de 750 indica un historial crediticio excelente; una calificación de 650, razonable; y una calificación de menos de 600, mediocre.

Si usted tiene un largo historial de pagos efectuados sistemáticamente en fecha, se lo considera un mejor riesgo de crédito. De hecho, puede ser conveniente tener cuentas en su informe crediticio sin actividad, pues ayuda a reducir la razón deuda-crédito. Por lo tanto, en lugar de cerrar las cuentas de crédito que no usa, lo que más beneficia a su historial crediticio es que destruya la tarjeta de crédito y mantenga la cuenta abierta.

El importe de sus deudas es otro de los factores contemplados en su calificación. Por lo general, una persona que no usa todas sus líneas de crédito de renovación automática recibe una calificación mejor que otra que usa todas esas líneas, aunque pague el saldo pendiente total mes a mes. Mantenga la relación deuda-crédito en 30% o menos.

Naturalmente, un buen historial crediticio de larga data pondera mejor en la calificación que un historial de crédito incipiente. Muchas personas tienen la preocupación de que solicitar varios créditos perjudique su calificación. Esto no necesariamente es así: algunas consultas crediticias ni siquiera aparecen en el informe y FICO tiene en consideración las consultas para comparar préstamos, por ejemplo, de tipo hipotecario o prendario.

Desde luego, usted no va a solicitar un crédito que no necesita, y abrir muchas cuentas de crédito nuevas en un lapso breve puede perjudicar su calificación.

FICO también analiza la composición de sus créditosdeudas en cuotas con vencimiento en determinadas fechas, deudas de créditos de renovación automática provenientes de fondos tomados en préstamo por importes variables durante un plazo determinado, deudas de consumo por créditos otorgados por las tiendas, préstamos hipotecarios; y deudas contraídas de financieras.

Desde luego, también entran en juego sus cuentas en mora y en gestión de cobranza, quiebras y el tiempo que llevó resolver estos problemas. Por lo general, la información sobre los problemas pendientes de resolución permanece en su informe por un período de entre 7 y 10 años.

Revise su informe crediticio una vez al año para verificar que sea preciso y que esté completo y vigente. Inspeccionar su informe también puede ayudarlo a protegerse contra el robo de identidad o, al menos, a identificar eventuales estafadores lo antes posible.

Usted puede controlar su historial y su calificación de crédito de dos maneras. Puede obtener un informe anual gratuito de las agencias de información crediticia (EquifaxExperian y TransUnion) en www.annualcreditreport.com. Además, www.creditkarma.com es otro sitio web en el que podrá hacer seguimiento de su situación crediticia y comparar préstamos y pólizas de seguro del automóvil en función de su calificación.

Según la nueva Oficina para la Protección Financiera del Consumidor, la mayor parte de las quejas (77%) contra las agencias de información crediticia simplemente radican en la existencia de información incorrecta en los informes, por ejemplo, errores en los datos personales o en la situación de cuentas anteriores. Comunique y resuelva eventuales discrepancias de inmediato.

No se deje abrumar por historias de problemas con malos antecedentes crediticios y huellas de fraude imborrables: recientemente, las tres agencias más importantes se pusieron de acuerdo en modificar la forma de procesar los errores e informar facturas médicas impagas, y se comprometieron a brindar una solución expedita a las víctimas comprobadas de fraude y robo de identidad.

Los organismos de defensa del consumidor consideran que este suceso representa la reforma más grande de la industria de crédito en años, y por demás necesaria en un mundo donde su calificación puede abrir y cerrar tantas puertas.

Siga a AdviceIQ en Twitter, en @adviceiq.
Kathryn S. Allen, planificador financiero certificado, es socia de Aspen Wealth Management en Fort Worth, Texas.
AdviceIQ publica artículos de calidad sobre finanzas personales, escritos por asesores financieros y editores de AdviceIQ. Clasifica a los asesores de su área por especialidad, incluyendo a pequeñas empresas, doctores y clientes de recursos modestos, por ejemplo. Aquellos que registran el mayor número de clientes en una determinada categoría de especialidad se clasifican en los puestos más altos. Asimismo, AdviceIQ examina los asesores clasificados de modo que sólo participen aquellos con historiales reglamentarios impecables. AdviceIQ fue lanzado el 9 de enero de 2012 por ejecutivos, editores y tecnólogos experimentados de Wall Street. En este momento, los inversionistas podrán ver muchas clasificaciones de asesores, si bien en algunas áreas se clasifican solo unos pocos. Consulte la clasificación con frecuencia, ya que miles de asesores son en este momento analizados por AdviceIQ. Aparecen nuevos asesores clasificados a diario.