Dominicana persigue a capo del tráfico ilícito de migrantes

Intentó llevar a 117 yoleros hacia la vecina isla de Puerto Rico

Santo Domingo.- Las autoridades apresaron a cinco integrantes de una red internacional de trata de personas que la pasada semana intentó llevar a 117 yoleros hacia la vecina isla de Puerto Rico.

La Procuraduría General informó que los imputados Lucas de la Cruz Álvarez (Chitín), capitán de la embarcación, y José Antonio Paredes Marínez (José Mali) fueron capturados en alta mar; mientras que los apresamientos de Eddy José Reyes Reyes, Melvin Then Peguero y Aracelis Peguero se produjo en San Francisco de Macorís (nordeste).

Informó que los imputados se encargaban “de forma reiterada de organizar, planificar, orquestar, preparar y financiar viajes ilegales, buscando transportar y trasladar personas a bordo de embarcaciones clandestinas hacia la vecina isla de Puerto Rico”.

El procurador general, Francisco Domínguez Brito, explicó que las autoridades persiguen además a Silvestre Antonio Then Peralta (El Chino), esposa de la detenida Aracelis Peguero.

Domínguez Brito ofreció los detalles del caso en una rueda de prensa en la que estuvieron presentes además los capitanes de navío de la Armada José Manuel Cabrera Ulloa y Daniel De La Rosa, y Jonathan Baró, titular de la

Procuraduría Especializada contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y la Trata de Personas.

El funcionario definió el caso como uno “uno de los más grande que se ha registrado en el país en la última década” en materia de trata de personas.

Indicó que los organismos de inteligencia califican al prófugo Then Peralta como “un gran capo del tráfico ilícito de migrantes”, razón por la que solicitó que le sea revocada la libertad condicional bajo fianza otorgada a su favor por un tribunal que conoció un recurso de apelación a una sentencia de 10 años de prisión que pesa en su contra.

“Es un caso muy grave, son 117 personas que se transportaban con serios riesgos de perder la vida y esto debe castigarse para dar un gran ejemplo a otros que se dedican a ese gran crimen organizado”, insistió Domínguez Brito al presentar la fotografía de Then Peralta.

Las autoridades ocuparon a la red de trata una jeepeta marca 4RUNNER, color negra, libretas de ahorro, varias tarjetas de débito y crédito, la suma de 98,000 pesos en efectivo (más de 2,200 dólares), copias de certificado de vehículos de motor y comprobantes de depósitos bancarios.

También, contratos de ventas de inmuebles, varios celulares de diferentes marcas, así como tarjetas telefónicas sim, y una cartera de cuero color marrón conteniendo en su interior tres hojas con rayas con varios números de teléfonos y nombres manuscritos.

Además, tarjetas de presentación a nombre de Ana Rosario, Jiménez y Asociados y de Giovanny J. Canino con varios nombres y números de teléfonos manuscritos, “todo lo cual se presume que estaba siendo utilizado por el alegado grupo criminal”.

Domínguez Brito recordó que la yola con las 117 personas salió la madrugada del pasado día 20 de la región Este del país y que los viajeros pudieron ser rescatados con el auxilio de la Guardia Costera de Estados Unidos.

La embarcación, de color azul y de fabricación clandestina, tenía 40 pies de eslora y estaba equipada con dos motores fuera borda, uno marca Suzuki de 40 HP, serial No. 1- L004248, y otro marca Tohatsu de 50 HP, serial No. 04-1863AD. Sus tripulantes llevaban ocho garrafones de color azul, de 18 galones, llenos de gasolina, así como de provisiones de agua y alimentos.

En la embarcación iban además dos hijos del prófugo Then Peralta, dijo el procurador Domínguez Brito.