Mazda CX-9 Grand Touring 2015: prueba de 5,000 millas

Un modelo familiar que responde como un deportivo, pero con el espacio y la estabilidad de un SUV
Mazda CX-9 Grand Touring 2015: prueba de 5,000 millas
El Mazda CX-9 respondió bien en todo momento.
Foto: Mazda

Introducción

El CX-9 fue presentado al público en el Salón del Automóvil de Nueva York en 2006 y se fabrica en Hiroshima, Japón.

El CX-9 puede venir con tracción delantera o en las cuatro ruedas (AWD). Su diseño está basado en el último lenguaje de diseño Kodo de Mazda.

Tuve la suerte de probarlo 5,000 millas en las peores condiciones y respondió sin problemas, y sin visitas al mecánico.

Estilos y opciones

El Mazda CX-9 es una gran SUV de siete plazas que se ofrece en los modelos Sport, Touring y Grand Touring, el que probé.

El Grand Touring viene con llantas de 20 pulgadas, faros bi-xenón, LED de luces de circulación, faros antiniebla, limpiaparabrisas automático, puerta trasera eléctrica, las funciones de controlador de memoria, interior con atenuación automática espejo retrovisor y un apoyabrazos central de la segunda fila con el almacenamiento de la consola, asientos delanteros con calefacción y asiento del conductor con ajuste eléctrico de ocho posiciones con soporte lumbar.

Agrega spoiler de techo, control de crucero, computadora de abordo, tres zonas de control de clima automático, volante forrado en piel, el teléfono Bluetooth, conectividad de audio, HD Radio HD Pandora y entradas auxiliares USB.

El Grand Touring tiene su propio paquete de tecnología para elegir, viene con un paquete de entretenimiento para el asiento trasero con una pantalla de 9 pulgadas, que también incluye un sistema de 11 bocinas Bose surround, con radio satelital, sistema de navegación y una toma de corriente de 115 voltios.

Motor y transmisión

Disponible con tracción delantera o toda tracción el Mazda CX-9 trae un motor V6 de 3.7 litros que produce 273 caballos de fuerza y 270 libras pie de torque.

La transmisión es una automática de seis velocidades con control de cambio manual. Debidamente equipado, el CX-9 puede remolcar hasta 3,500 libras.

Diseño de interiores

En las dos primeras filas de asientos hay espacio suficiente incluso para los pasajeros más altos, pero no hay tanto espacio para la cabeza para los que están sentados en la tercera fila.

El acceso a la tercera fila es muy fácil de usar con relación con otros SUV, pero las grandes aberturas de las puertas traseras que hacen esto posible pueden ser incómodas en estrechos espacios de estacionamiento.

El panel cuenta con un diseño elegante que desemboca en los paneles de las puertas, con un toque raro. La calidad de los materiales es buena.

El CX-9 está equipado con pantalla táctil, pero bastante pequeña para un vehículo de este tipo y su interfaz no es tan nítida o completa, como me gustaría ver en una flamante unidad.

Con su segunda y tercera fila plegados, el CX-9 ofrece hasta formidables 101 pies cúbicos de capacidad de carga, un número excelente para esta clase.

Seguridad

El CX-9 viene de serie con frenos de disco antibloqueo, control de estabilidad con un sensor de volcadura, bolsas de aire laterales en los asientos delanteros, airbags laterales de cortina de larga duración y reposacabezas activos.

El modelo Grand Touring agrega un conjunto de ayuda electrónica a la conducción, que incluye un monitor de punto ciego, sensores traseros de estacionamiento, un sistema de alerta de tráfico cruzado posterior y una cámara de vista trasera.

En las pruebas de choque del gobierno, el CX-9 recibió un puntaje general de cuatro estrellas de un máximo de cinco, con tres estrellas por la protección de choque frontal y total de cinco estrellas para la protección total de impacto lateral.

El Instituto de Seguros para Seguridad en las Carreteras adjudicó al CX-9 la calificación más alta del año pasado de “bueno” en la prueba de choque frontal de compensación y la prueba de impacto lateral.

En carretera

El V6 del Mazda CX-9 ofrece una fuerte aceleración tanto para manejo en ciudad como en carretera. La transmisión automática también es agradable, pues hace cambios rápidos y oportunos.

También me gusta el CX-9 en carreteras largas, pues mantiene el ruido del camino y del viento a niveles aceptables. La suspensión es sorprendentemente buena para un SUV en caminos sinuosos y agrestes.

Con dirección aguda, respuesta viva al toque de los frenos y el movimiento del cuerpo bien amortiguado, la CX-9 en sí se envuelve alrededor del conductor y se comporta más como un deportivo que como un cómodo SUV.

Ya que es un SUV grande, su andar es seguro y sin falencias, aunque se siente más pequeño de lo que realmente es. En más de 5,000 millas que lo probé, no necesité cambiar el aceite, y siempre respondió a las maravilla.

La economía de combustible es un poco menor que la de sus rivales más modernos, pero creo que es un pequeño precio a pagar por un vehículo familiar que se comporta como un deportivo.

Conclusión

Si vas a comprar un SUV de los grandes, hay otras buenas opciones a la vista, aunque con menor capacidad de carga que el Mazda. El Chevy Traverse, el Dodge Durango, están en tu camino, pero para mí el CX-9 es mejor. El más cercano, el nuevo Ford Flex, es atractivo por su estilo y orientado a la tecnología avanzada.

Luego de 5,000 millas da lástima dejarlo, porque creo que el CX-9 es una opción atractiva. Desde sus espaciosas tres filas de asientos con tres zonas de control de clima automático estándar hasta su sistema de entretenimiento trasero disponible y la capacidad de carga masiva, el CX-9 es un SUV especial para toda la familia.

Precio: Desde $30,693
Consumo: 17 mpg ciudad/24 mpg carretera