Muy pronto, el auto no encenderá si el conductor está ebrio

Gracias a una nueva tecnología, algunos vehículos impedirán que las personas conduzcan bajo los efectos del alcohol
Muy pronto, el auto no encenderá si el conductor está ebrio
Una tecnología que impedirá a los conductores ebrios encender el auto está en pruebas.
Foto: Shutterstock

Según fuentes de la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA), en el futuro los compradores de automóviles podrán tener a su disposición un controlador con sistema de detección de alcohol, destinado a poner fin a los conductores ebrios.

Los reguladores de seguridad federales dieron a conocer un prototipo de vehículo que utiliza dos enfoques diferentes para medir el contenido de alcohol en la sangre. Uno se basa en el contacto y el otro, en la respiración.

La tecnología será probada en varios ensayos piloto y podría estar disponible en un periodo de cinco a ocho años. Los reguladores de seguridad quieren saber cómo los conductores van a interactuar con el sistema.

“El sistema tiene un enorme potencial para evitar que un conductor ebrio tome el volante en poblaciones específicas con alto grado de bebedores, a los adolescentes luego de una fiesta con mucho alcohol y a los conductores de flotas comerciales”, señaló en un comunicado el administrador de la NHTSA, Marcos Rosekind.

“Será una opción disponible para los propietarios de vehículos que proporcionará una nueva y poderosa herramienta en la lucha contra las muertes por conducir ebrio”, agregó Rosekind.

NHTSA aseguró que el sistema estará disponible como una opción de seguridad en los vehículos nuevos, al igual que el frenado automático, avisos de salida de carril y otras tecnologías de seguridad.

El sistema basado en la respiración mide instantáneamente el alcohol en el aire exhalado por el conductor, cuando respira normalmente. El que está basado en el tacto mide los niveles de alcohol en la sangre bajo la superficie de la piel, por el resplandor de una luz infrarroja a través de la yema del dedo. Se encontrará en el botón de ignición del vehículo.

El sistema detectará cuando un conductor está intoxicado con una concentración de alcohol en la sangre igual o superior a 0.08, el límite legal en los 50 estados, y evitará que el vehículo se mueva. Las características personalizadas incluirían un sistema que impida que un conductor adolescente inicie un vehículo con cualquier cantidad de alcohol en su sistema.

No se sabe aún lo que un sistema de este tipo aumentaría el costo de un vehículo, aunque los reguladores federales de seguridad dicen que será accesible.

La NHTSA está trabajando con varios fabricantes de automóviles, como General Motors, Ford, Fiat-Chrysler, Honda y Toyota, para desarrollar la tecnología. Los accidentes por conductores con problemas con el alcohol matan a cerca de 10,000 personas anualmente.