Obama: millones viven ya la realidad de ‘Obamacare’

El Tribunal Supremo se pronunciará este mes sobre futuro de subsidios federales  

Washington.- En vísperas de que el Tribunal Supremo emita un posible dictamen contra los subsidios federales de “Obamacare”, una pieza clave de la reforma sanitaria de 2010, el presidente Barack Obama ofreció este martes una férrea defensa de la ley y criticó a quienes promueven una “mitología” derrotista.

Durante un discurso político ante la Conferencia de la Asociación Católica para la Salud (CHA, en inglés), Obama señaló que millones de estadounidenses viven una realidad muy distinta a las advertencias de los detractores de “Obamacare” que, a su juicio, “ignoran la realidad”.

Cinco años más tarde, no estamos hablando ya de una simple ley, de una simple teoría… no se trata de los mitos o rumores que algunos intentan mantener”, afirmó.

“El cielo no se ha caído, como reza el popular cuento de niños, y millones de personas han obtenido cobertura médica”, señaló Obama, quien se atribuyó la adopción de una escurridiza reforma intentada desde hace casi medio siglo.

Pero el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, replicó que quien ignora la realidad es Obama, porque millones de familias perdieron su plan médico original o afrontan una subida en su costo mensual.

Lea también: Obamacare de nuevo al banquillo

Como parte de una estrategia política-legal, la Casa Blanca distribuyó datos actualizados sobre los beneficios de “Obamacare”, estado por estado, que muestran que, en general, la tasa de personas sin seguro a nivel nacional es del 11.9% este año, en comparación con el 17.1% en 2013, cuando se implementó “Obamacare”.

En California, la tasa de personas sin seguro médico en 2014 fue del 15.3%, en comparación con el 21.6% el año anterior, mientras que en Nueva York, las tasas fueron de 10.1% y 12.6%, respectivamente.

Aunque la Iglesia Católica se opuso a la inclusión de anticonceptivos y abortos en la cobertura de “Obamacare”, Obama dio su discurso ante la CHA porque ésta siempre apoyó los esfuerzos de la Administración Obama por ayudar a los pobres y sin seguro médico. La presidenta de la CHA, la hermana Carol Keehan, de hecho, recibió una de las 21 plumas que Obama usó en 2010 para promulgar la ley.

Posibles escenarios en el Tribunal Supremo

 El Tribunal Supremo emitirá pronto un dictamen sobre si el Congreso, al aprobar la reforma sanitaria, autorizó subsidios federales para todos los estadounidenses o solo para quienes residen en los 16 estados que crearon sus propios “intercambios de mercado”.

Lea  también: En la cuerda floja seguro de salud para indocumentados en California

Un dictamen en contra dejaría sin subsidios a más de seis millones de personas con ingresos bajos o medianos que se inscribieron a través del “intercambio de mercado” creado o administrado por el gobierno federal en 34 estados.

Todo dependerá de la interpretación que el Tribunal Supremo haga de “Obamacare”: un dictamen en contra desataría una enorme batalla politica para que el Congreso corrija los baches de la reforma, pero sin desmantelarla.

Tanto confía la Administración Obama en un triunfo legal en el caso “King vs. Bruwell” que no tiene un “Plan B” si el Tribunal Supremo anula los subsidios.

Así lo manifestó en febrero pasado la secretaria de Salud, Sylvia Matthews Burwell, quien señaló que la Administración Obama no tiene planes para “deshacer el daño masivo a nuestro sistema de cuidado de salud que dejaría una decisión adversa”.

El lunes, durante una rueda de prensa al concluir la cumbre del G-7 en Alemania, Obama también señaló que un dictamen en contra crearía caos en los mercados de seguros.

“Obamacare” y los latinos

No hay cifras oficiales fiables sobre el número de latinos inscritos en “Obamacare”, en parte porque era opcional rellenar la casilla sobre la etnicidad en los formularios.

Sin embargo, según Get Covered America,  4.2 millones de hispanos han conseguido seguro a través de “Obamacare” desde 2013.

El Centro para el Progreso Estadounidense (CAP, en inglés), un grupo de corte progresista, ha difundido un video en inglés y español advirtiendo  que un dictamen en contra tendría un efecto “desastroso” para el 87% de las personas inscritas en “Obamacare”, sobre todo de las minorías, que perderían su seguro o tendrían que pagar una mensualidad más alta.

Muchos hispanos y personas de bajos recursos regresarían a las salas de emergencias, cuando su condición médica ha empeorado, por falta de seguro.

“El propósito de Obamacare es claro, pero si la Corte Suprema decide en contra de la ley eso tendría un impacto devastador para las miles de familias latinas que no tuvieron la oportunidad de tener un seguro médico de calidad por decenas de años”, dijo a este diario Annette Raveneau, portavoz latina del grupo “Get Covered America”.

“Obamacare” ha sobrevido numerosos intentos de la fracción republicana en el Congreso por desmantelarla y ven en el caso judicial una oportunidad para lograrlo, aunque en paralelo mantienen otra demanda en contra de esa ley.