¡Sorprendidos! Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa, juntos por Madrid

La mujer del Nobel pide respeto y asegura sentirse muy sorprendida con las fotografías

Paren máquinas porque… ¡Según la revista ¡Hola! Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler comparten algo más que un almuerzo amistoso! Ambos han sido fotografiados almorzando en la capital madrileña y la publicación destaca que la relación se ha fortalecido en los últimos días.

El escritor (79) y la socialité (64) se conocieron en Estados Unidos en 1986 cuando le entrevistó para ¡Hola! Desde entonces, y con el ahora difunto esposo de Isabel, Miguel Boyer, establecieron una relación de amistad desde entonces, pero la revista destaca que la relación se ha reforzado entre ellos dos.

LEE TAMBIÉN: Vargas Llosa apuesta por el libro y critica la “cultura de la tableta”

Por otro lado, Isabel habló sobre su primer encuentro con el Nobel en un evento realizado en el Palacio de Buckingham hace algunos días en el que ambos fueron invitados especiales del Príncipe Carlos de Inglaterra.

“Vi por primera vez a Mario en San Luis, Misuri, cuando le entrevisté para ¡HOLA! A partir de entonces, Miguel (Boyer) y yo entablamos una buena amistad con Mario y su mujer, que se ha mantenido durante todos estos años”, dijo.

Tras la muerte de Boyer, en septiembre de 2014, la modelo ha confesado que este año su vida ha vuelto a la normalidad, retomando su agenda pública después de haberse apoyado en su familia y amigos en ese momento tan duro para ella.

También, ¡Hola! ha destacado que Mario está separado de su mujer y prima Patricia Llosa, con quien se casó en el año 1965 aunque, según la revista, mantienen “una fantástica relación”. No obstante, Patricia ha pedido respeto y confiesa que, tanto ella como su familia, se encuentran sorprendidos y apenados por las imágenes que se han publicado.

“Mis hijos y yo estamos sorprendidos y muy apenados por las fotos que han aparecido en una revista del corazón. Hace apenas una semana estuvimos con toda la familia en Nueva York celebrando nuestros 50 años de casados y la entrega del doctorado de la Universidad de Princeton. Les rogamos respetar nuestra privacidad”, explicó Patricia.