Finanzas en forma… ¿Cómo?

Al igual que el cuerpo requiere esfuerzo para mantenerse en forma, las finanzas también requieren algunos sacrificios
Finanzas en forma… ¿Cómo?
Ciertos hábitos lograrán mantener tus finanzas sanas.

Usted entrena para vivir durante más tiempo. Cuanto más tiempo viva, más relevancia cobra el dinero. Aquí le explicamos cómo usar técnicas de entrenamiento físico para mejorar también su salud financiera.

Según una reciente encuesta de TD Bank Fiscal Fit, siete de cada diez estadounidenses consideran que una situación financiera sólida mejora también el estado de salud y el bienestar general. Adhiere a esta opinión un porcentaje incluso mayor de los encuestados que cuentan con planes financieros.

Si bien muchas personas se centran en la salud y en el estado físico (y probablemente incrementan el ritmo de entrenamiento en el verano), muchas otras también postergan la consecución de sus objetivos financieros. Puede que no sepan por dónde empezar o que se sientan abrumadas por el tiempo y el esfuerzo necesarios para lograrlos.

Sin embargo, cuanto antes empiece a invertir dinero y esfuerzo en su futuro financiero, más tiempo tendrá para forjar una vida y unas finanzas saludables. He aquí algunos consejos simples:

Identifique objetivos y elabore un plan. Al igual que cuando se traza objetivos físicos, entre ellos, mejorar la flexibilidad, incrementar el entrenamiento de fuerza o reducir la grasa corporal, debe escribir sus objetivos financieros.

Los aspectos específicos de sus finanzas pueden cambiar con los años, a medida que forma una familia o cambia de rumbo profesional, pero su objetivo y su compromiso generales deben ser relativamente los mismos. ¿Quiere acumular patrimonio? ¿Hacer planes para su jubilación o para la educación universitaria de sus hijos? ¿Hacer previsiones para las personas a su cargo después de que muera? Fíjese un objetivo y elabore un plan para cumplirlo.

Comience de a poco. La mayoría de los entrenadores físicos contraindican seguir una rutina de entrenamiento extenuante el primer día de entrenamiento y, por lo general, recomiendan rampas leves para evitar lesiones. Lo mismo sucede con la planificación financiera.

Por ejemplo, comience a ahorrar de a poco; no es necesario que se ponga la meta ambiciosa de guardar la mitad de sus ingresos de inmediato. Comience destinando $10 o $20 de cada salario e incremente ese importe a medida que vaya ganando seguridad con el ahorro.

Avanzar a ritmo moderado también lo ayudará a no poner en riesgo su futuro financiero. Por poner un ejemplo, el mero hecho de que se haya planteado acumular patrimonio, no significa que tenga que comprar un inmueble. De hecho, si lo hace antes de tiempo, puede dañar seriamente su solidez financiera y resultar perjudicado en el largo plazo.

Comprométase con su salud financiera. La preparación mental es un aspecto importante del entrenamiento físico. Además de elaborar e implementar un plan, los atletas ponen en práctica habilidades mentales para superar constantemente su rendimiento. Para fortalecer su solidez financiera, también es importante mantenerse seguro, orientado y concentrado en el objetivo.

Además de dedicar tiempo a entrenar en el gimnasio, los atletas escogen dietas de mejor calidad. De igual forma, usted debe reducir cargos e impuestos y ahorrar más para maximizar su estrategia de inversión o plan de jubilación.

Simplifique la tarea. ¿Entrenar le resulta aburrido? ¿Está cansado hoy? ¿El gimnasio se trasladó a un lugar que no le resulta cómodo? El entrenamiento físico exige que busque formas de motivarse para perseverar en sus objetivos, por ejemplo, campos o compañeros de entrenamiento o un entrenador personal.

Su solidez financiera requiere del mismo esfuerzo: simplifique el proceso para que le resulte simple seguirlo y para asegurarse de que sus objetivos se mantengan encauzados. Automatice su plan de ahorros. Es probable que ni siquiera note la ausencia de los fondos transferidos automáticamente a su cuenta.

Además, busque un especialista en planificación financiera de confianza con quien le resulte grato trabajar. Este especialista puede ayudarlo a mantenerse fiel a sus objetivos y usted podrá apreciar mejor los logros financieros que va alcanzando.

Realice un informe de progreso. Llevar seguimiento del avance es una práctica común de todo entrenamiento físico. Algunas personas registran tiempos, cantidad de repeticiones o pesos; otras se someten a una prueba de aptitud física mensual. Cuando se trata de llevar seguimiento de sus finanzas, revise su plan con frecuencia semanal, mensual o incluso bianual para asegurarse de que no se aparte de lo previsto.

Si comparte las responsabilidades financieras con otras personas, por ejemplo, con su cónyuge, es sumamente importante hacer un debate en mesa redonda. El informe le permite observar su situación financiera general y garantizar que todas las partes involucradas tengan la misma postura.

– Taylor Schulte/AdviceIQ

Siga a AdviceIQ en Twitter, en @adviceiq.
Taylor Schulte, CFP, es fundador y director ejecutivo de Define Financial con sede en San Diego, y es responsable de la visión de la compañía, como también de su estrategia y respectiva implementación. Se especializa en ayudar a individuos, familias y pequeñas empresas a lograr sus metas financieras, con una variedad de servicios que incluyen gestión de inversiones, elaboración de planes financieros y para la jubilación, donaciones benéficas, planificación de estudios universitarios y servicios de seguro. Si bien trabaja con una amplia gama de clientes, Schulte tiene un buen entendimiento de las necesidades financieras de la generación del milenio y un enfoque progresista. Recientemente, Schulte fue galardonado con el premio 2015 Five Star Wealth Manager Award, un reconocimiento con el que se ha distinguido a menos de uno de cada 20 gestores patrimoniales de San Diego. Escribe habitualmente para el periódico San Diego Downtown News.
AdviceIQ publica artículos de calidad sobre finanzas personales, escritos por asesores financieros y editores de AdviceIQ. Clasifica a los asesores de su área por especialidad, incluyendo a pequeñas empresas, doctores y clientes de recursos modestos, por ejemplo. Aquellos que registran el mayor número de clientes en una determinada categoría de especialidad se clasifican en los puestos más altos. Asimismo, AdviceIQ examina los asesores clasificados de modo que sólo participen aquellos con historiales reglamentarios impecables. AdviceIQ fue lanzado el 9 de enero de 2012 por ejecutivos, editores y tecnólogos experimentados de Wall Street. En este momento, los inversionistas podrán ver muchas clasificaciones de asesores, si bien en algunas áreas se clasifican solo unos pocos. Consulte la clasificación con frecuencia, ya que miles de asesores son en este momento analizados por AdviceIQ. Aparecen nuevos asesores clasificados a diario.